Garra de León

:La presidenta de León, Bárbara Botello, recibirá la Navidad con el regalo del crédito. Ella pidió más, pero como siempre Santa no trae lo que uno pide.

 

:Bárbara había pedido mil 200 millones de pesos y el Congreso del Estado sólo le autorizó 540 millones de pesos, es decir un poco menos de la mitad.

 

:De cualquier forma Bárbara salió ganando. Hace tres meses no tenía nada, y ni siquiera había planteado el tema del crédito. Ahora tiene más de 500 millones para hacer la segunda y tercera etapa del Sistema Integrado del Transporte. Es una necesidad. León es ejemplo en materia de transporte, pero tiene que seguir avanzando.

 

:Las orugas no pasan con la frecuencia requerida y los paraderos son viejos y descuidados. El proyecto incluye cambiar algunos paraderos de la oruga y hacerlos más bonitos y modernos.

 

:Se repite la historia. Hace tres años, el entonces alcalde Ricardo Sheffield pidió mil 800 millones y el entonces gobernador Juan Manuel Oliva, sólo le autorizó 800 millones.

 

:Queda claro entonces que hay pedir el doble para que a final de cuentas de autoricen la mitad.

 

:Lo grave es que los gobiernos municipales no tienen otra forma de hacer obra pública. Si no se endeudan, no pueden hacer nada. Y algo tendrá que hacer el Gobierno para poner un freno, porque hoy día es la tendencia en todo el país.

 

:Por cierto, los diputados locales ahí tienen un gran tema para demostrar que sí trabajan. En el Estado de Nuevo León, por ejemplo, un alcalde no puede endeudarse con más del 5 por ciento de su presupuesto anual. Y ese control, lo pusieron los diputados. Con eso, se garantiza que los municipios no adquieran deudas imposibles de pagar.

 

:Vamos a ver qué hacen los diputados de Guanajuato. Y es que son muy buenos para quejarse sobre las peticiones de los alcaldes, pero no actúan para regular el tema de las deudas.

 

:El gobernador Miguel Márquez a final de cuentas actuó con responsabilidad. A través de los diputados, apoyó el crédito para León, pero tampoco en la cantidad que habían pedido los priistas. Es decir que permitió el crecimiento de León, sin comprometer el dinero de las futuras administraciones.

 

:A final de cuentas, Bárbara Botello y Miguel Márquez, se entienden y se ponen de acuerdo. A lo mejor no son los grandes amigos, pero llega un momento en que resuelven los temas a favor de León y los leoneses. Ya veremos.

 

• • •

 

Si él lo dice

“Se hacen posadas sin Dios, sin Cristo y las llamamos posadas. Yo diría que es muy patético cómo el mundo sigue conservando los nombres cristianos y litúrgicos pero vacíos de sentido, ya no es la inteligencia, no es la intención de que Dios esté con nosotros”.

Alfonso Cortés, Arzobispo de León, al hablar de las posadas actuales.