Garra de León

: Ayer, por mayoría relativa y sin observaciones ni debates por parte de ninguna de las fracciones parlamentarias, los diputados aprobaron ayer hacer auditorías para el ISSEG y el tan mencionado programa de seguridad denominado “Escudo”.

: Los legisladores del PRI, quienes interpusieron una denuncia penal contra el ex gobernador Juan Manuel Oliva, se quedaron callados durante la aprobación del dictamen, aunque votaron en contra de la aprobación de la auditoría. Fue el diputado priista Gerardo Zavala Procell el que se defendió y dijo: “nos dieron un madruguete”. El también  integrante de la Comisión de Hacienda y Fiscalización fue desmentido por la Presidenta de la Comisión, la diputada panista, Karina Padilla.

: Zavala Procell reconoció que las auditorías practicadas al ISSEG y al Proyecto Escudo, fueron concluidas hace varias semanas, pero no tuvieron la oportunidad de revisarlas a detalle como para subir a tribuna a exhibir las supuestas anomalías. El diputado del PRI dijo que fue un golpe de vista lo que alcanzaron a conocer, porque eran cuatro tomos y requería de mucho tiempo para analizarlos. El diputado del PRI votó en contra.

: El legislador aprovechó para acusar al PAN de imponer el dictamen de las auditorías en la Comisión de Hacienda cuando existía un previo acuerdo de posponer estos asuntos hasta el siguiente periodo legislativo y hasta acusó que se “violaron los acuerdos”.

: Sin entrar a detalle en los resultados de las auditorías, el legislador comentó que sí hay irregularidades, pero sólo de manera administrativa. Descartó que existan anomalías graves como para ejercer acción penal contra un funcionario.

: También acusó que hay documentos “falsos y transacciones alteradas” y hasta prometió dar detalles de los resultados del auditor general del Congreso del Estado, pero hasta febrero próximo, cuando regresen de vacaciones y de realizar las fiestas navideñas y de recibir el Año Nuevo. “Prometo que estudiaremos el resultado y se los daremos a conocer”, prometió hacerlo, pero una vez que vuelva de sus vacaciones.

: Ayer mismo, el líder estatal del PRD, Hugo Estefanía Monroy, dio una conferencia para informar que ellos, sus militantes y simpatizantes, no fueron quienes agredieron y manotearon a los diputados cuando se dirigían a la sesión donde se votaría la Reforma Energética. Dijo que ellos se mantuvieron al margen y que nunca hicieron jaloneos.

: La violencia no es de ellos, dijo, y menos utilizarla para la política, por lo que deslindó a sus militantes de las agresiones  ya que presuntamente también habrían  participado en el zafarrancho que se dio en el callejón de la Condesa, mientras que los legisladores pretendían entrar a la Cámara por la puerta de atrás.

: El dirigente estatal dejó entrever que hubo infiltrados en la confrontación porque dice que había  gente que nunca había visto en el estado, que vinieron con toda la intención de perjudicar y hasta aseguró que también quieren dañar  la imagen del PRD, porque ellos también están en contra de la reforma y por eso les quieren “endosar el muertito”.

: Reconoció que los integrantes del partido del Sol Azteca traían banderas del PRD, pero fue porque varios de los integrantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), agarraron las banderas para de manera dolosa querer perjudicar al PRD. Dijo que ellos siempre han estado en contra de la violencia y están a favor del diálogo  y de que el estado de derecho se respete.

• • •

Si él lo dice

“Mi respeto siempre para el Gobernador, nunca ha habido distanciamiento, esto no es de confrontaciones. Las cuestiones políticas y los estilos personales no tienen nada qué ver, en el caso del crédito lo importante es que se tenga un estudio técnico”.

Bárbara Botello, presidenta municipal de León.