¿La zona metropolitana necesita un "city manager"?

La figura ‘gerente metropolitano’ no existe en ningún lugar como tal. Lo que existe más bien es el ‘gerente de ciudad’ o city manager. El city manager nace en 1912 en la ciudad de Sumpter, Carolina del Sur, EU. Ahora bien, el modelo de gobierno local Consejo–Alcalde–Gerente es uno de tantos registrados en todo el orbe, como el modelo mexicano de Ayuntamiento–Alcalde–Síndico. Respecto del modelo Consejo–Alcalde–Gerente es importante destacar que, como sucede en Las Vegas, 1) el alcalde realiza deberes ceremoniales y es el jefe ejecutivo oficial [como un Jefe de Estado en un sistema parlamentario]; 2) el consejo de la ciudad es el cuerpo que ejerce el poder legislativo al establecer todos los ordenamientos de la ciudad; y 3) el gerente de ciudad es un funcionario no electo popularmente y designado/empleado por el consejo para la efectiva administración y operación de todos los servicios municipales de la ciudad. Cabe mencionar que actualmente el 49 por ciento de las ciudades con más de dos mil habitantes en EU se gobiernan bajo este modelo. En Jalisco se ha señalado que el ‘gerente metropolitano’ “planearía y gestionaría los servicios municipales” a efectos de “metropolizarlos”.

Una propuesta que en principio debe considerar que 1) la coordinación y asociación entre municipios, para la más eficaz prestación de los servicios debe surgir a iniciativa de los ayuntamientos, en términos de su autonomía municipal [Art. 115, Fr. III, de la CPEUM]; 2) El 115 de la CPEUM señala que “la competencia que esta Constitución otorga al gobierno municipal se ejercerá por el ayuntamiento [Alcalde, regidores y Síndico] de manera exclusiva y no habrá autoridad intermedia alguna entre éste y el gobierno del Estado”. Esto es, pretender crear la instancia de ‘gerente metropolitano’, supondría reformar la CPEUM; y 3) La “coordinación metropolitana”, de acuerdo al artículo 81 Bis de la Constitución Local, se efectuará a través de la ‘Junta de Coordinación Metropolitana’ [conformada por los alcaldes metropolitanos y el Gobernador, cuya función es la gestión de recursos], el ‘Imeplan’ [OPD encargada de la planeación programática de las metrópolis] y el ‘Consejo Ciudadano Metropolitano’ [órgano consultivo]. Pretender crear una figura más, sería duplicar funciones.

Más aún, el modelo de gobierno que seguimos en México para la ciudad, realmente tiene todo para funcionar, pues el alcalde preside, integra y vota en el pleno de regidores [Cabildo]; tiene una mayoría afín en él [de 61.9 por ciento], muy superior de la necesaria para reformar cualquier reglamento [necesita sólo la mitad más uno]; y además conduce la administración de los servicios públicos de manera unilateral. De tal suerte que no se observa por qué razón sería necesario un gerente de ciudad o city manager…

 

gabtorre@hotmail.com