El sexenio de la corrupción, impune por falta de voluntad

Vamos a las elecciones intermedias en medio de la absoluta impunidad del sexenio de la corrupción que encabezó Emilio González Márquez. El 22 de enero del 2014, MILENIO JALISCO reportó que: “Las denuncias penales que a inicio de la Administración de Jorge Aristóteles Sandoval Díaz se anunciaron contra ex funcionarios y dependencias estatales donde se encontraron irregularidades durante la Administración de Emilio González Márquez, ya están en curso”. Por su parte, el fiscal, Luis Carlos Nájera, señaló que se trata de “irregularidades administrativas y de carácter legal”. Pero ante la falta de voluntad, las dichosas denuncias quedaron en eso, en un periodicazo.

Las denuncias indican que se tratan de los graves robos millonarios en la Inmobiliaria y Promotora de Vivienda de Interés Público del Estado de Jalisco (Iprovipe), el Comité Administrador del Programa Estatal de Construcción de Escuelas (CAPECE), en las Villas Panamericanas y el monumental fraude en el Seguro Popular. Irregularidades por al menos 7 mil 573 millones de pesos de pesos donde Salvador Uribe Avín, Carlos Andrade Garín y José Antonio Muñoz Serrano estarían involucrados. Las tres denuncias presentadas son el resultado de auditorías a 28 dependencias del Poder Ejecutivo, 50 organismos descentralizados, 50 de obra pública” (www.unionjalisco.mx/2014/02/06).

El contralor ya se deslindó de la papa caliente, “ya es capítulo de la Fiscalía” integrar la averiguación de forma tal que pueda llevar al castigo y restitución del daño patrimonial causado a los jaliscienses. Naturalmente, a pesar de que se argumentan “finanzas sanas”, los 7 mil 573 millones no serán restituidos al patrimonio de Jalisco, pues se acredita que no hay voluntad política de castigar una conducta, que más bien tiende a reproducirse. En su momento Juan José Bañuelos Guardado habló de al menos “800 irregularidades más”. Pero podría el gobierno gastar más recursos en auditorías, no obstante, el fondo es que no hay voluntad política para enjuiciar a nadie.

En la Secretaría de Desarrollo Rural ocurrieron desvíos por más de 100 millones. Impune queda el caso del programa “Contigo Educación y Deporte” de la Secretaría de Desarrollo Humano, donde se presume un desvío por más de 120 millones de pesos. En la Ciudad Judicial, bautizado como el robo del siglo, naturalmente impune por la evidente falta de voluntad de quienes, comprometidos con sus electores a realizar un deslinde de un sexenio corrupto, poco a poco asumen que el daño al patrimonio público es parte de la tarea de los gobiernos…

 

gabtorre@hotmail.com