El principal rezago, la impunidad

Previo al segundo informe del gobernador, resulta conveniente realizar un balance de los claroscuros en lo que ha transcurrido de este periodo. El empleo. De acuerdo a datos oficiales del IMSS, Jalisco se ubica en el segundo lugar a nivel nacional en cuanto a la creación de empleos fijos. En 2014 Jalisco se ubicó en el primer lugar a nivel nacional en el “índice de información presupuestal estatal” del IMCO, que evalúa el nivel de transparencia en el gasto público. Secuestro a la baja. En 2014 Jalisco compartió el tercer lugar con Guanajuato, como entidades con la menor tasa de secuestros por cada 100 mil habitantes, de acuerdo al Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP). Otro punto destacable es que se sostienen los importantes apoyos a la educación básica con la entrega gratuita de mochilas y útiles escolares, y de vales para el transporte que se entregan a estudiantes de educación media superior y superior.

No obstante, el gobierno debiera entregar ya resultados explícitos en algunas áreas que se mantienen como “pendientes”: Mínimos avances en el cacareado proyecto de la Ciudad Creativa Digital. Otro caso es el del Peribús (un macrobús, pero rojo), que sigue en veremos. Por segundo año consecutivo (2014, 2015) se etiquetan recursos en el presupuesto estatal únicamente para “estudios” del Peribús. El PreTren Tetlán-Tonalá, es otro proyecto de movilidad “de papel”; desde octubre de 2014 se pospone el inicio de su operación.

Donde definitivamente Jalisco no sólo no avanza, sino que registra pasos atrás, es por ejemplo en seguridad. De acuerdo al SNSP (corte al 31/Oct/2014), Jalisco ocupa el segundo lugar a nivel nacional en cuanto al número de personas desaparecidas, con 2 mil 150, superado sólo por el estado de Tamaulipas, que registra 5 mil 380 personas. Sin embargo, el mayor rezago de Jalisco ocurre –qué paradoja- por falta de voluntad política de quienes recibieron el voto de confianza de los electores para deslindarse de la corrupción, y lejos de hacerlo han convalidado los grandes fraudes cometidos en el sexenio de la corrupción de Emilio González Márquez: Chalacatepec, el disparate, Villas Panamericanas, Iconia, la corrupción en la SEDER, la Ciudad Judicial, etc. El daño al patrimonio de Jalisco por 7 mil 573 millones, señalado por la Contraloría del Estado únicamente en el presupuesto estatal de 2012, se mantiene absolutamente impune, debido a la deliberada falta de integración de las averiguaciones hasta dejar que los delitos prescriban para darle carpetazo a todos los mega fraudes cometidos ¿A cambio de qué? Sería bueno saberlo…

 

gabtorre@hotmail.com