Ni con un negocio “al estilo Jalisco”, Iconia le cumple a Guadalajara

Grupo Salamanca no firmó el contrato con el Ayuntamiento de Guadalajara, en el plazo establecido por la autoridad, para la realización de Iconia. No lo hizo, incluso, cuando contra viento y marea la autoridad municipal se empeñó en otorgarles todas las facilidades –violando la ley y el convenio- a estos “arriesgados empresarios”, para hacer otro negocio “al estilo Jalisco”: esos donde en complicidad pierde el patrimonio público, para que se enriquezcan los vivales traficantes de influencias con el poder, eufemísticamente llamados “empresarios”. Así que a pesar de que el Ayuntamiento está dispuesto a pasar por alto que la Cláusula Cuarta, Inciso C, del Convenio Marco de Asociación, estableció que el importe de las obras sociales que Puerta Guadalajara (hoy Iconia) daría como contraprestación a la ciudad (en pago por el predio), se tasaron en 65 millones 534 mil ¡dólares! –que equivalen hoy a mil 200 millones de pesos-, y ellos pagarían hoy menos de la mitad (les cobran 680 millones de pesos), además en especie –obras con costos inflados-. Pues a pesar de todo, Iconia decide no firmar.

La Cláusula Décimo Octava del Convenio Marco de Asociación, señala expresamente que para una cesión de derechos para un tercero (de Mecano América a Grupo Salamanca), “Puerta Guadalajara no podrá, sin el consentimiento expreso y por escrito del Ayuntamiento, transmitir las obligaciones que asume frente al Ayuntamiento de Guadalajara, en el Convenio”. Pues bien, eso jamás sucedió. Resulta que el Ayuntamiento nunca autorizó en pleno que Mecano América transmitiera las obligaciones a Grupo Salamanca, por lo cual, los autonombrados “arriesgados empresarios”, no acreditan hoy la personalidad jurídica sobre el fideicomiso, ni derechos sobre el convenio. El Ayuntamiento lo sabe, pero simplemente le vale madre. El bono democrático le da para eso, y más… Pese a que el Ayuntamiento está dispuesto a pasar por alto toda esta irregularidad, y les ofreció legalizar lo ilegal, firmando, con tal de que “las cosas se hagan” (hay que creer que a cambio de nada), a cualquier precio, de cualquier forma, como a ellos se les antoje… Pues aún así, Iconia no firmó en el plazo convenido. Eso de cumplir, no es una cualidad de estos “arriesgados empresarios” del trinquete.

La Cláusula Décimo Tercera del Convenio Marco de Asociación establece las “penas convencionales por mora”. Se pactó que en caso de retraso en la entrega individual de cada una de las obras que deberían realizarse en el municipio, a más tardar en 2010, el desarrollador debía pagar la cantidad que resulte de aplicar el 0.5 por ciento del monto de inversión para la construcción de cada obra. Pues bien, de conformidad con lo pactado, el Ayuntamiento ha estado obligado a exigirles la penalización acordada en el Convenio Marco, puesto que desde 2008 no se entregó nada en contraprestación por el predio. Nada. Así que, blando y complaciente, como se muestra siempre el presidente de Guadalajara con los constructores (pobres ambulantes), decidió perdonarles todas las multas, a cambio de que finalmente se haga el proyecto, como sea… No obstante, los “arriesgados empresarios” de Iconia, no le firmaron en el tiempo acordado al presidente municipal de Guadalajara. Quieren más ventajas… más concesiones, más margen de ganancia. Ellos no van por un negocio ordinario, van por un amplio margen de ganancia. Saben bien que negocian con el gobierno y, ahí, siempre ceden para que ellos hagan lo que les pega la gana.

Afortunadamente, toda esta serie de escandalosas irregularidades de presumible corrupción, originó que un considerable número de vecinos, especialistas, periodistas, urbanistas y el mismo Colegio de Arquitectos y Urbanistas del Estado de Jalisco se manifestaran sistemáticamente en contra del burdo atraco. Cada vez más… Al día de hoy, a ocho años de aprobado el proyecto, sigue sin construirse absolutamente nada. Pero el predio continúa en manos de los vivales (a pesar de los flagrantes y clarísimos incumplimientos) y hoy demuestran, otra vez, que no tienen voluntad para cumplirle a Guadalajara. Señor presidente municipal, haga valer su autoridad y recupere lo que legítimamente le pertenece a Guadalajara. Ponga la muestra…

gabtorre@hotmail.com