Qué espera la Contraloría para sancionar las irregularidades de Emilio

Milenio publicó que Julián Olivas Ugalde, Subsecretario de Responsabilidades Administrativas y Contrataciones Públicas apuntó que “la Secretaría de la Función Pública (SFP) sancionó a más de 10 mil 500 servidores públicos en lo que va del sexenio”. Las acciones de la SFP lograron que “al 15 de noviembre se reintegrarán a la Tesorería de la Federación dos mil 196 millones de pesos”. Las sanciones económicas, “fueron impuestas a nueve mil 822 funcionarios públicos, de los cuales ocho mil 339 realizó la SFP y mil 483 las contralorías estatales”.

Mientras que la Secretaría de la Función Pública ofrece muestras palpables de sancionar irregularidades en el gasto público, en la Contraloría de Jalisco siguen en la congeladora los casos de corrupción en la Ciudad Judicial (“el robo del siglo”, a decir del presidente del STJEJ), las Villas Panamericanas, Arcediano, los Juegos Panamericanos, en la SEDER, en el CAPECE, en las extintas Secretaría de Validad y Transporte (encabezada por el hoy vocero Azul-Naranja que pretende denunciar, para que no lo denuncien), en la Secretaría de Desarrollo Humano, en la Secretaría de Administración y en la ejecución del Seguro Popular.

Recordemos que en el Poder Judicial sigue impune la evasión fiscal al SAT por 109 millones. El adeudo con el SAT se debe a que durante más de siete años, el titular del poder judicial delictivamente dejó de retener los impuestos que por ley corresponden a los jueces y empleados del Consejo de la Judicatura. Están pendientes aún las anomalías por 426 millones de pesos que reportó el despacho Russell Bedford sobre la auditoría que practicó a la LVIII Legislatura, a la cual la Auditoría Superior del Estado de Jalisco (ASEJ), tan sólo en 2009, fincó cargos por 280 millones de pesos.

No debemos perder de vista el flagrante desvío de recursos por parte del Secretario de Desarrollo Rural, Álvaro García Chávez, para favorecer a familiares y amigos en el Sur de Jalisco, por lo cual la Auditoría Superior del Estado de Jalisco detectó anomalías por más de 21 millones 800 mil pesos y existe una denuncia en su contra, presentada por el Congreso, que sigue sin investigarse. Además de la maquinaria china comprada de manera fraudulenta. Sigue igualmente impune el caso de los Juegos Panamericanos, para los cuales se había proyectado un gasto estimado de dos mil 600 millones, que terminó en seis mil 231 millones: increíblemente 140 por ciento más de lo previsto. En el ámbito federal las cosas avanzan, en Jalisco, por alguna extraña razón, la corrupción sigue impune…

http://twitter.com/gabriel_torrese