El diputado mas faltista, y el más puntual para exigir el moche

De acuerdo a los datos publicados por MILENIO JALISCO el 17 de agosto, el ex panista y ahora diputado del Partido Movimiento Ciudadano, Alberto Esquer, sostiene el record como el diputado más faltista. Cabe destacar que varios diputados locales que contendieron para otro cargo de elección en el pasado proceso electoral, decidieron no pedir licencia a su cargo como legislador, bajo el cínico argumento de que la Ley no se los prohibía. Así que ellos acudían a cobrar, básicamente sin trabajar (algo que sólo a ciertos diputados les parece normal), debido a que nadie tiene el don de la ubicuidad para hacer campaña para otro cargo y, a la vez, desempeñar correctamente su responsabilidad como legislador. Cobrar su cheque sin trabajar, ese fue el caso de Alberto Esquer.

De esta forma, el “ciudadano libre” Alberto Esquer, no sólo es el diputado que registró este año más faltas a las Sesiones Plenarias. Es, también, el diputado más faltista de toda esta Legislatura [1/Nov/2012 – 1/Nov/2015], pues de las 190 Sesiones Plenarias efectuadas desde su instalación, Esquer sólo asistió a 115. Es decir, tiene un vergonzante récord de apenas 60 por ciento asistencia. Eso sí, cobra completitas sus quincenas y todos los moches (como lo demostró el video publicado por Mural). Pero muy acomedido, el diputado local de la bancada de los “ciudadanos libres”, Ricardo Rodríguez, salió a defender la holgazanería de su correligionario Alberto Esquer. Argumenta que las asistencias son “un parámetro muy malo para medir el éxito de los diputados. Hay diputados que normalmente vienen a las sesiones y prácticamente su trabajo es nulo”.

Se proyecta Ricardo Rodríguez. Porque, efectivamente, Ricardo es el diputado que ha presentado el menor número de Iniciativas de su total autoría. Apenas una. Pero tiene un récord de asistencia a las Sesiones del Pleno del 92 por ciento en lo que va de la Legislatura [el tercer mejor récord de asistencia, de entre los 39 diputados locales]. A contrapelo, está el caso del diputado local con licencia, Miguel Castro, con 115 Iniciativas de ley presentadas. Así que flaco favor se hace Ricardo Rodríguez al pretender defender al diputado más faltista, cuando su participación en la actividad legislativa dejó mucho que desear, en términos de productividad. Tan malo el pinto, como el colorado.

Recordemos que Esquer primero argumentó que sus inasistencias se debían a problemas familiares, luego al proceso electoral y ahora a la entrega recepción del Ayuntamiento de Zapotlán el Grande. El caso es que Alberto Esquer mantiene el tristemente célebre record de faltas, y siguió acumulando inasistencias hasta el final, porque este señor siempre está muy ocupado para cumplir con el trabajo por el que el erario le paga. Un experto en excusas, pero exigente beneficiario del moche. El sujeto de marras únicamente registra cuatro asistencias formales a las 17 Sesiones Plenarias celebradas del 8 de junio a la fecha, puesto que –sin empacho alguno –señaló que está dedicado a la entrega–recepción del Ayuntamiento de Zapotlán el Grande. La pregunta es, si está tan ocupado ¿por qué no pidió licencia?

Al respecto, es importante destacar que del 28 de diciembre pasado [día en que iniciaron las precampañas] a la fecha, la fracción parlamentaria del Partido Movimiento Ciudadano [siete diputados] registra el porcentaje más bajo de asistencias a las Sesiones del Pleno, con el 66 por ciento. A contrapelo está la fracción parlamentaria del Partido Verde [un diputado], que a pesar de contar con un diputado–candidato, registró un 100 por ciento en asistencias al Pleno. Será que acaso, los “ciudadanos libres” que “cambiarán la historia” de Jalisco, ¿lo harán a partir de ausencias e incumplimientos?

Los legisladores de PMC del Congreso dicen que están revisando qué destino le darán al sueldo que recibieron durante todo este período, en el que han desatendido por completo al Congreso para dedicarse sus campañas. Aunque todos sabemos que por mandato de la Constitución, el sueldo es irrenunciable… Está por cerrar esta legislatura. Ahora que las elecciones ya concluyeron y no tienen el pretexto de llamarse víctimas de la “guerra sucia”  cada vez que les recuerdan que no acuden a cumplir con su trabajo, pero cobran su sueldo, viene bien recordar el cinismo de quienes piden el voto, pero encuentran cualquier pretexto para no acudir a trabajar. Experto del “moche”, los sobornos y beneficiario de la impune corrupción. En Jalisco, el que la hace, no sólo no la paga; sino que incluso, lo eligen alcalde, como ocurrió con el diputado mas faltista del Congreso de Jalisco.

 

gabtorre@hotmail.com