La competencia de la televisión ya está aquí y se llama Internet

En septiembre de 2013, un par de meses después de la reforma constitucional en telecomunicaciones, Ricardo Salinas Pliego señalaba con especial acierto: “los políticos no se dan cuenta que la competencia de la televisión ya está aquí, desde hace varios años, y se llama Internet”. Las tendencias de uso y consumo audiovisual, en todo el mundo, le dan toda la razón al presidente de Grupo Salinas. Así pues, a pesar de que existe una mayor penetración en Internet en la población mexicana de la televisión abierta –e incluso de la TV de Paga–, se registran crecimientos y posicionamientos muy interesantes en cuanto al consumo audiovisual suscitado desde el Internet en perspectiva comparada, respecto del consumo audiovisual convencional, es decir, desde un televisor.

Para poner en contexto lo anterior, conviene destacar la encuesta de INEGI “Módulo sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares 2014”, publicada el 14 de mayo de 2015. De acuerdo a esta encuesta, el 94.9 por ciento de los mexicanos tiene acceso a la televisión abierta, mientras que apenas el 34.4 por ciento de la población tiene acceso a internet. Es decir, prácticamente hay tres veces menos internautas que televidentes en México. Aún más, de acuerdo a INEGI, el 38.1 por ciento de la población tiene TV de Paga, esto es, el número de abonados a tv de pago supera en 3.7 puntos porcentuales al número de abonados con Internet en su hogar. No obstante lo anterior, de acuerdo a Sony Ericsson (2014), los mexicanos invierten 10.92 horas semanalmente para consumir contenido audiovisual a través de una pantalla de TV -dentro de casa-, mientras que los usuarios de Smartphone consumen 4.65 horas de videos desde su dispositivo en la misma circunstancia (dentro de casa). Un tiempo de exposición nada despreciable considerando que hay tres veces más televidentes que internautas. Esto, porque si el 60.5 por ciento de los mexicanos no tienen acceso a Internet, la causal lógica que se desprende es que todo el tiempo que este sector poblacional (sin acceso a Internet) decide dedicar al entretenimiento audiovisual, lo centre únicamente en el televisor, lo que aumenta considerablemente el tiempo de exposición promedio en él. No obstante, a pesar de ello, Sony Ericsson señala que el consumo de televisión <<fuera de casa>> en nuestro país, a través de un Smartphone, por primera vez superó al consumo televisivo a través de un televisor en la misma circunstancia (fuera de casa), en el que registraron un tiempo de 3.70 y 2.97 horas de visualización respectivamente. Aunado a ello, The Competitive Intelligence Unit destacó que en México, tan sólo en el último año (2014), el consumo televisivo (en TV Abierta y de Paga) tuvo un descenso de 15 por ciento, debido a la presencia de nuevas plataformas audiovisuales por Internet, Over The Top, donde Netflix resulta ser la más paradigmática. De esta manera, Radamés Camargo, especialista de esta reconocida casa consultora señaló “Las cadenas de televisión tradicionales necesitan aprovechar la coyuntura e invertir en plataformas de múltiples dispositivos”. Sin embargo, esto fenómeno no es único de nuestro país, sino que se observa en todo el mundo. De acuerdo a datos de 2014 del Observatorio Iberoamericano de Televisión (OBITEL), el rating promedio que ha registrado la televisión iberoamericana en los últimos años, ha decrecido de manera constante en la última década, porque año con año hay un mayor número de internautas y un mayor tiempo de exposición a Internet, que ha desencadenado una movilización y desplazamiento de audiencias sin precedentes.

Muchas cosas explicarían la nueva dinámica audiovisual originada por el Internet y las nuevas TIC’s pero, sin duda alguna, una importante variable tiene que ver con la infinidad de contenidos en Internet a comparación de los existentes en TV, donde muchos son gratuitos y de gran calidad, sin contar el hecho de que la visualización de estos tiene la cualidad de ser everywhere, es decir, estar disponible en todas las pantallas (dispositivos), a cualquier hora y lugar. Así pues, el contexto audiovisual actual, sin duda, debe llevarnos a un cambio de paradigmas tanto en la forma de consumir y producir televisión. Este toral tema es discutido precisamente en TVMORFOSIS, que celebra durante estos días su 10° edición, por vez primera en Europa, teniendo como sede la Universidad de Valencia, España, este 2, 3 y 4 de junio….

gabtorre@hotmail.com

http://twitter.com/gabriel_torrese