Transparencia e Impunidad

Durante el Segundo Informe del gobernador del Estado de Jalisco, uno de los logros que más se destacó es el correspondiente al hecho de que hoy día Jalisco ostenta el primer lugar a nivel nacional en el “índice de información presupuestal estatal” del IMCO, que evalúa “el nivel de transparencia en el gasto público.” Es motivo de reconocimiento este importante indicador del gobierno, sobre todo porque a un mayor nivel transparencia del gasto, debería corresponder una política estricta de combate a la corrupción.

La realidad nos indica otra cosa. En Jalisco prevalece la impunidad en el daño patrimonial señalado por la Contraloría del Estado de Jalisco, por 7 mil 573 millones de pesos (mdp) tan sólo en el presupuesto estatal de 2012. A la fecha se han presentado al menos siete denuncias penales ante la Fiscalía, sin que ocurra nada… A dos años del gobierno de alternancia, sigue impune el “robo del Siglo” en Ciudad Judicial, calificado así por el titular del poder responsable de impartir justicia. Asimismo, de acuerdo a la Auditoría Superior de la Federación, en 2010 fueron desviados mil 95 millones de pesos del Seguro Popular, que correspondían al 56 por ciento de su presupuesto. En 2011 se registraron irregularidades en esta misma área por otros mil 63 millones de pesos, que correspondían al 43 por ciento de los recursos totales asignados para ese año.

Continúan en el limbo la ordeña sistemática de la que fue objeto el IPEJAL: 340 millones de pesos para la construcción del más ostentoso y ofensivo “elefante blanco” de Jalisco, llamado Villas Panamericanas; y los 89 millones de dólares para la compra a sobreprecio (de 700 por ciento) de los terrenos en Chalacatepec, “El Nuevo Cancún” de Emilio González. Por si fuera poco lo anterior, también sigue sin sanción alguna Salvador Uribe Avín, quien al frente del Comité Administrador del Programa Estatal de Construcción de Escuelas (Capece), adjudicó de forma directa e irregular mil 538 millones de pesos. Puerta Guadalajara-Iconia es otro de esos negocios “al estilo Jalisco”, donde desde 2010 no se ejecutaron las sanciones económicas a Puerta Guadalajara por mora en la entrega de las obras. Continúa sin exigirse la sanción prevista por incumplimiento total de las obras por 65.5 millones de dólares. Sigue igualmente impune el extitular de la Seder, que usó maquinaria del estado en su rancho particular y benefició con apoyos a familiares directos, además de solapar la compra de maquinaria china de manera fraudulenta. Así que pesar de la transparencia en el gasto público, en Jalisco, el que la hace, no la paga…

 

gabtorre@hotmail.com