¿Restringir Uber en Jalisco? ¿También Netflix, Spotify, Skype y el mail?

El martes pasado ocurrió una gran protesta de los taxistas contra la eventual regulación en el Congreso del Estado de Uber y plataformas similares. Nuevamente es necesario dejar en claro que Uber, Citydrive o Cabify son modalidades de transporte diferentes, basadas en Internet, dispositivos móviles y el crédito del usuario. Hoy son estas las empresas, mañana la velocidad en el avance de la tecnología podrá proponer otras modalidades, seguramente con más ventajas o diferencias, como lo vemos frecuentemente con nuestras aplicaciones en Apple o Android. Lo que llegó para quedarse no es Uber, ojo, sino un nuevo modelo de transporte privado basado en aplicaciones móviles con acceso a internet inalámbrico, y con pago a través de crédito. Algo acorde a nuestro tiempo. Estos nuevos modelos de transporte privado (que no la empresa Uber, específicamente), tienen ya su propio mercado. Mientras que los taxis seguirán disponibles para quienes buscan un transporte, sin el uso de un dispositivo móvil con acceso a internet, y sin una línea de crédito. Son dos modelos de transporte diferentes, cada uno con su mercado y cualidades. ¿Que compiten? ¡Por supuesto que sí!, como lo hace todo lo nuevo con lo antiguo, sin que necesariamente se extinga uno u otro.

Ahora bien, plantearse que debe restringirse este nuevo modelo de transporte privado, porque esto afectará irremediablemente a los taxis, es tan absurdo como oponerse a la venta de teléfonos celulares (o restringir el número de éstos) porque esto afectará la venta y consumo de telefonía fija. Tanto como que los gasolineros intentaran parar la ciudad, por la introducción de autos que son híbridos y disponen de energía eléctrica para funcionar, con lo cual bajará, naturalmente, el consumo de gasolina. Totalmente fuera de lugar, como que las empresas que fabrican computadoras estuviesen en protesta por las calles por la aparición del iPad, tablet y smartphone, debido a que estos dispositivos móviles son adquiridos masivamente y, obvio, disminuyen la venta de la PC o de la Notebook. Sería un contrasentido que los empleados de los Blockbuster marcharan por las calles, y pidieran que se prohibiera Netflix, ya que esta plataforma de streaming  bajo demanda, a través de internet, les ocasiona una sensible disminución de sus rentas. Tanto como que quienes aún comercializan el C.D. protestarán por la aparición de Spotify y, que el Servicio Postal Mexicano hiciera plantones en contra del uso del correo electrónico. Bajo esta absurda inercia, las compañías de teléfono se instalarían frente al Congreso de Jalisco para impedir el uso comercial del Skype, para llamadas internacionales por IP.

Sería un involución que el Congreso de Jalisco atendiera las presiones de los taxistas, y lograran limitar el uso de nuevos modelos de transporte, como medida de protección para un modelo encarecido, de pésima calidad y que alienta a los acaparadores de permisos del transporte. Jalisco, que se dice una entidad que se declara como promotora de la innovación, estaría en un franco retroceso. ¿Para qué tiene entonces el gobierno de Jalisco una Secretaría de Innovación, cuando se debate absurdamente la forma para restringir a modelos innovadores de transporte, que beneficia al usuario en costos, seguridad y comodidad?

Parece que algunas autoridades promueven un oscurantismo que se opone al avance tecnológico, al mejor servicio para el usuario y a la libre competencia. Pero, aún más delicado, a regatear la oportunidad a los usuarios para un nuevo modelo de transporte, que cada vez está más a la altura de sus expectativas, y por ello cada vez suma más simpatías. No se trata de defender a las compañías que ofrecen este nuevo modelo de transporte, sino del modelo en sí mismo, que le ahorra dinero al usuario, a la vez que le ofrece mayor comodidad y seguridad. Absurdamente todo ocurre en una ciudad que se declara como “creativa y digital”, pero que en los hechos tolera la violencia pública de taxistas indignados, básicamente por que ahora tienen competencia después de tantos años de abuso al usuario, permisos irregulares de taxis y carcanchas en manos de cafres del volante…  

gabtorre@hotmail.com