¿Linchamiento o justicia para Emilio González?

Ayer MILENIO JALISCO publicó que Emilio González Márquez “reapareció en un evento panista y levantó la voz para asegurar que el actual gobierno del estado mantiene un linchamiento y una persecución política en contra de funcionarios de la pasada Administración estatal que fueron parte de su gabinete. Con un cinismo singular, el ex gobernador que más endeudó a Jalisco señaló que “si alguien hizo algo indebido que lo pague, pero que no se linche a nadie con rumores y descalificaciones sin tener las evidencias de que hay un delito”. Lo amenazan los donativos que con “dinero del pueblo” y de manera ilegal aportó para telenovelas, para la construcción de templos –con su respectiva mentada de madre- o para torneos de golf. Lo amenazaron los 30 millones de pesos (mdp) para la construcción del Santuario de los Mártires. Los 30 mdp para  la Ruta del Peregrino,  el 1 millón  para templo en Yahualica, los 15 mdp para el Banco Diocesano de Alimentos y los 800 mil pesos destinados para la compra de figuras navideñas donadas al Vaticano.  Lo amenazan los 45 mdp que dio para el Teletón 2007 y 2008, los 55 mdp para Espacio 2007, los 12 millones para la telenovela “las tontas no van al cielo”, los 3.5 mdp para El Juguetón, los 102 mil pesos para la telenovela “tengo todo excepto a ti”, los 4.1 mdp para el concurso Trece Maravillas de México. Lo amenazan los 26 mdp ofrecidos irracionalmente a MTV.   

A González Márquez le quita el sueño los irresponsables donativos como los 35 mdp del “dinero del pueblo” para la empresa Flextronics, los 100 mdp ofrecidos al empresario Saba, los 120 millones entregados a diputados de mayoría panista para “gastos extraordinarios de operación”, por aprobar la iniciativa contra el aborto y endeudar con más de 10 mil millones de pesos a Jalisco, para las nuevas líneas del Macrobús: el gran negocio sexenal que, en efecto, lo tiene amenazado con ir a la cárcel por tanto fraude.

En suma, además de lo ya detectado por la contraloría en 2013, a Emilio lo amenazan los más de 600 millones de pesos ilegalmente entregados en donativos sin ton ni son, al margen del presupuesto.  Al ex gobernador lo amenaza la investigación que sigue la Contraloría por la compra de 30 motoconformadoras de origen chino durante la pasada administración de Álvaro García y los casi 100 millones de apoyos a familiares y prestanombres de ex secretario de la SEDER, obvio, con su consentimiento. Seguramente le preocupa la investigación de un presunto desvío de subejercicio por mil 63 millones de pesos del programa Seguro Popular en Jalisco, la continuación de la revisión al gasto de recursos del CODE por los flagrantes excesos cometidos durante los Juegos Panamericanos, las auditorías al gasto de la extinta Secretaría de Desarrollo Humano en lo que respecta a la falsificación y alteración de firmas para su programa “Contigo Educación y Deporte”. En efecto, Emilio González Márquez tiene muchas razones para estar realmente preocupado...

http://twitter.com/gabriel_torrese