Jaime Agustín, ¿con elementos?

El secretario de Salud fijó postura sobre la despenalización de la mariguana para fines médicos y recreativos en su ámbito de competencia, “que es el de la salud de los jaliscienses”. El funcionario básicamente argumentó, mediante una columna invitada, que la mariguana trae efectos nocivos para la salud (Mural, 20 de julio de 2014). Dijo que cuando es con fines recreativos y “para fines médicos no es tan efectiva como los medicamentos sintéticos”. Asegura que en “ambos casos hay elementos suficientes para demostrar que su legalización no es la mejor opción para Jalisco”.

Jaime Agustín se encuentra un tanto confundido en cuanto a las razones que llevaron, en distintas latitudes del planeta (incluyendo entidades de la Unión Americana), a la legalización de la mariguana para fines médicos o recreativos. La despenalización no se hace porque ésta sea buena para la salud (que tonto argumento), sino fundamentalmente porque su prohibición, que es un fracaso como política de salud pública en todos los países del mundo, ocasiona más y mayores males.

La actual política de prohibición de la mariguana logró resultados muy claros: creció el número de muertos y el crimen organizado (por el fracaso de la prohibición), aumentaron los niveles de inseguridad y en materia de salud pública, ¡cada vez hay más adictos! En el primer Simposium “EU – México sobre legalización y uso médico de cannabis”, celebrado en julio de 2013; Jamen Shively, ex gerente de estrategia corporativa de Microsoft, señaló que “en Estados Unidos, para un menor es más fácil comprar mariguana que comprar cerveza. ¿Por qué? Porque la cerveza está controlada y regulada”.

El vacío y la contradicción de la ley en México lo apunta el jurisconsulto Enrique Carpizo, profesor de la Facultad de Derecho de la UNAM: “Basta de criminalizar inocentes. Se permite el consumo de mariguana (5gr para uso personal e inmediato) pero no se dice dónde adquirirla. No obstante, quien la produce o transporta es un criminal” (IPS Noticias; “Laberinto legal encierra a la mariguana en México”; 28/Ene/2013). La fallida política de la prohibición alienta que la venta de mariguana sea un negocio manejado por organizaciones criminales que se financian del rentable negocio que es, a la vez que produce delitos colaterales de mayor impacto.

Entre otras cosas, debido a la prohibición resulta cada vez más errático que, por ejemplo, en Jalisco, Jaime Agustín reconozca las causas, identifique mejor la manera de prevenirlas y desde la secretaría que ostenta pueda atender -con tino- el tratamiento adecuado para los adictos.

 

gabtorre@hotmail.com