Iconia y el silencio cómplice en Guadalajara

Una mujer tuvo la decencia de pronunciarse sobre el daño al patrimonio de Guadalajara con el “negocio al estilo Jalisco”; ese donde ganan empresarios a costa de la ruina cómplice del gobierno. La legisladora apuntó que presentó una “iniciativa de Acuerdo Legislativo para exhortar al Presidente de Guadalajara a efecto de que se abrogue el Decreto D54/17/08, correspondiente al proyecto Puerta Guadalajara -ahora Iconia-, formalizando el procedimiento judicial y las gestiones administrativas necesarias que revoquen el Convenio Marco de Asociación y recuperen los predios cedidos por el Ayuntamiento” (El Informador; 13 de agosto de 2014).

Celia Fausto dijo que “se debe revertir este despojo institucionalizado al patrimonio municipal por la violación flagrante al convenio en lo que respecta a la Cláusula Décima Sexta, que establece la constitución de una Hipoteca Unilateral, ante notario público español, que obligaba a Mecano América S.A. DE C.V., a que en un plazo de 90 días protocolizara este acto y, en consecuencia, se inscribiera en el Registro Público de la Propiedad correspondiente en los 60 días posteriores” (La Jornada Jalisco; “Guadalajara, con razón legal para recuperar terrenos de Iconia”; 14 de Agosto de 2014).

El Ayuntamiento de Guadalajara siempre ha tenido los instrumentos para evitar el daño a su patrimonio. La Cláusula Décima Tercera, del Convenio Marco de Asociación de Puerta Guadalajara, ahora Iconia, contempla la penalidad por mora que debió ejercerse por la entrega de las obras que se aportarían como contraprestación al municipio por la cesión de los predios. La Cláusula Décima Cuarta prevé la penalidad que debió imponerse por incumplimiento total en la entrega de las obras que se aportarían a Guadalajara. La Cláusula Décima Quinta, sucintamente señala la prenda que se entregaría en garantía para pagar las penas convencionales por mora o las penas convencionales por incumplimiento, señalando al hotel que supuestamente se construiría como prenda de garantía, ya que el valor de éste en suelo y construcción sería de 66 millones de dólares, suma equivalente a las obras que se darían como contraprestación al municipio. No obstante, ni las obras, ni prenda, ¡ni nada!. Mientras, todos calladitos en el Ayuntamiento.

En la Cláusula Décima Sexta (que señala Celia Fausto) indica que en garantía del cumplimiento de obligación para pagar las penas por mora y/o incumplimiento se debió establecer una hipoteca unilateral en favor del Ayuntamiento por un valor de 41.2 millones de pesos, o el equivalente a 2.4 millones de euros, sobre inmuebles de Mecano América radicados en España (ahora debería ser a Operadora Salamanca). Dicha hipoteca subsistirá hasta que hayan sido entregadas las obras públicas o, en su defecto, las penas hayan sido pagadas. Así pues, se señaló que la garantía debió constituirse en un plazo de 90 días posteriores a la fecha del convenio y del fideicomiso, y la hipoteca, en un plazo máximo de 60 días a partir de la fecha de su constitución.

Sin pelos en la lengua, la diputada exhibió lo que todos los regidores, el síndico y el presidente saben: “Después de un somero análisis, se desprende que existen causales suficientes para anular el Convenio relativo al proyecto Puerta Guadalajara, ahora Iconia. Basta con la voluntad institucional y una decisión firme e inmediata para que se restituyan los bienes de Guadalajara”. “Los terrenos urbanos en posesión de la empresa española han incrementado su valor de manera exponencial en el trascurso de los años y sin ningún beneficio para los tapatíos. A espaldas de los ciudadanos, de manera oficiosa y expedita se sigue consintiendo que 136 mil 945 metros cuadrados de terreno continúen en manos de un conglomerado de capital extranjero que, sin recato alguno, altera las condiciones convenidas entre las partes al cambiar de inversionistas sin la autorización expresa de la contraparte, transfiriéndose las acciones al denominado proyecto Iconia” (La Jornada Jalisco; 14 de Agosto 2014). Una diputada salió a decir lo que inexplicablemente todos los regidores (incluso los de oposición) y el síndico se empeñan en callar: Iconia es un robo al patrimonio de Guadalajara.

http://twitter.com/gabriel_torrese