Hoy por ti, mañana por mí

El lavado de cuentas públicas está a la orden del día en Jalisco. Por enésima vez, la Auditoría Superior del Estado de Jalisco (ASEJ) envió “rechinando de limpias” cuentas públicas con documentados y reconocidísimos casos de malversación de recursos a la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado para su aprobación, quien sin mayor trámite, el pasado 22 de julio, se “lavó las manos” –una vez más– para aprobar las cuentas públicas que “en ceros” le envía el ente fiscalizador del Estado. Al respecto, el Presidente de la Comisión de Vigilancia, Juan Manuel Alatorre Franco (PRI), justificó el hecho señalando: “a nosotros de la Auditoría nos llega el informe final donde dice que están solventadas las observaciones y que no hay cargos; la ley simplemente nos dice que cuando las cuentas lleguen en ceros, ya no tenemos nada que hacer”. De esta manera, la Comisión de Vigilancia aprobó las cuentas públicas de 2011 del Comité Organizador de los Juegos Panamericanos de Guadalajara (Copag), el Consejo Estatal para el Fomento Deportivo (Code) y el Fideicomiso para el Desarrollo de Infraestructura y Equipamiento Deportivo para los Juegos Panamericanos (Finde). Tres de los más escandalosos casos de corrupción.

La institución encargada de fiscalizar las cuentas públicas es la ASEJ, y no los diputados locales. Pero ante el sistemático e irresponsable lavado de cuentas públicas, resulta todo un cinismo escudarse en el hecho de que los diputados sólo tienen la facultad de suscribir un dictamen presentado por el ente fiscalizador, aún se trate de cuentas públicas que en a los ojos de todos son cuestionadas por los medios de comunicación, e incluso por otros entes de fiscalización (p. ej. Contraloría del Estado). El caso paradigmático de lo anterior, tiene que ver con el inverosímil hecho de que la ASEJ emitió un dictamen “sin ninguna observación” para la cuenta pública del Gobierno del Estado de Jalisco, de 2012, a cargo de Emilio González Márquez. Contrario a lo increíblemente resuelto por la ASEJ, en una línea de investigación totalmente diferente, la Contraloría del Estado documentó un daño patrimonial que ascendía a los 7 mil 573 millones de pesos para el mismo caso, y por lo que presentó 12 denuncias penales que siguen en una absoluta inopia en la Fiscalía General del Estado.

Resulta oportuno preguntarse ¿qué tan cierto es que los diputados locales no pueden hacer nada ante la flagrante y obscena corrupción e impunidad en Jalisco?  ¿Son o no son los representantes populares que integran el poder soberano de Jalisco? Prácticamente continúa intacto el recurso jurisdiccional que tiene el Poder Legislativo para separar e inhabilitar del cargo a funcionarios públicos que “incurran en actos u omisiones que redunden en perjuicio de los intereses públicos fundamentales o de su buen despacho [art. 97: Constitución Política del Estado de Jalisco]”; es decir, el juicio político. La Constitución local, prevé –entre otros tantos casos– su aplicación tanto para el Auditor Superior del Estado como para los mismísimos magistrados del Poder Judicial, incluyendo a los del Tribunal Administrativo del Estado, que se suman todos al quite de la impunidad con la suspensión de las cuentas públicas, para impedir a toda costa que funcionarios corruptos puedan llegar a ser sancionados. Son 19 cuentas públicas las que ha suspendido el TAE, con observaciones que ascienden a poco más de mil millones de pesos, ¿Por qué no separarlos e inhabilitarlos?

Cuando de proteger los más gigantescos casos de corrupción se trata, el acuerdo multipartidista alcanza consensos inimaginables. Todos los partidos representados en el Congreso actúan como celosos defensores de la impunidad, sabedores de que hoy por ti, mañana por mí. Un principio no escrito, pero bien entendido entre quienes se encuentran en el tocadero y saben que, en la casa del jabonero, el que no cae resbala. Así que todos muy comprensivos cuando de solapar el atraco, la malversación y la corrupción  se trate. La desfachatez de quienes defraudan al erario y continúan impunes, es consecuencia de la falta absoluta de voluntad política de este gobierno y de todos los grupos de oposición. Al fin que hoy por ti, mañana por mí....

gabtorre@hotmail.com

http://twitter.com/gabriel_torrese