Cuando Elisa Ayón desafió a los diputados

A los diputados del Congreso del Estado se les ocurrió citar a comparecer a la regidora con licencia Elisa Ayón. Seguro que esperaban una sesión cómoda, con una mujer estresada, que atraviesa por una crisis. Muy puntual, la ex secretaria general del PRI Guadalajara se hizo presente. Sin vacilar solicitó la palabra, al inicio de la sesión, para dejar con la boca abierta a más de algún legislador: “No puedo acompañarlos en sus ilegalidades… presenté juicio político contra todos y cada uno de ustedes… informo que haré valer todos y cada uno de mis derechos”. Que agradezcan que Elisa fue esta vez generosa con sus palabras, porque pudo habérselos dicho mucho peor… ¡seguro!

Elisa Ayón se defendió como ningún diputado lo esperaba, se lanzó al ataque contra “todos y cada uno” de los diputados que integran la Comisión de Responsabilidades. La actitud la retrata de cuerpo entero: entrona, rijosa, decidida a dar la pelea contra “todos y cada uno” de los que le arrebatan su modo de vida. El desafío contundente que dejó Elisa Ayón es fundamentalmente para los que despachan fuera de los muros del Congreso. Está decidida a dar la pelea en contra de “todos y cada uno” y amenaza con llegar más allá del control de daños que estimaron. Cuando menos eso se puede suponer… que no se irá sola en esta. Ojo, dispone de suficiente información para abollar las carreras políticas de varios de esos que se decían sus “amigos”.

Salvador Zamora, Gildardo Guerrero y Juan Carlos Márquez –silencio en la bancada del PRI- no encontraban la forma de justificar el público desafío de la aún priista. Eso sí -ya en su ausencia- los legisladores le reclamaron que de 2010 al 2013, la regidora con licencia adquirió propiedades que suman un monto de 6.8 millones de pesos. No obstante, dicen, sus ingresos de 2010 a 2013 ascendieron apenas a 3.6 millones de pesos. Empero, ¿cuántos legisladores –ellos mismos-, secretarios del gabinete, presidentes municipales, magistrados, gobernadores o senadores podrían acreditar con este mismo rasero los bienes que poseen a la luz de sus ingresos?

El caso de Elisa Ayón es apenas un pequeño botón de muestra respecto de otros funcionarios, nuevos millonarios de Jalisco, que no dejaron pasar la oportunidad para enriquecerse al amparo del poder. La diferencia es, solamente, que a ellos aún no los han grabado con tan florido discurso, como el que inmortalizó a Elisa Ayón. Tal vez sea la peor intérprete de su propia realidad, pero Elisa Ayón promete dar una pelea más intensa –con los correspondientes daños colaterales- de lo que muchos calculan.

http://twitter.com/gabriel_torrese