¿Debe suspenderse el programa Laura Bozzo?

La diputada federal del PRD, Verónica Juárez, propuso un Punto de Acuerdo en donde se exhortaba a la Secretaría de Gobernación “realizar el seguimiento puntual y exhaustivo del contenido del programa de la conductora Laura Bozzo, a fin de que no pongan en peligro la vida, integridad, dignidad o vulneren el ejercicio de derechos de niñas, niños y adolescentes”. El Punto de Acuerdo también plantea la “expulsión del País” de Laura Bozzo Rotondo. El miércoles 22 de julio, la Gaceta Parlamentaria publicó el resolutivo de la Comisión Permanente que anunciaba como “atendida” la propuesta, por parte de la Secretaría de Gobernación, ya que analiza la “petición en la que solicita la expulsión del país a Laura Bozzo, así como la cancelación de su programa”. Las reacciones no se hicieron esperar entorno a una conductora que es popular en TV, pero igualmente cuestionada y reprobada por el círculo rojo y la audiencia online (sobre todo en redes sociales).

Resulta importante valorar, ¿cuáles son las cartas credenciales de la autonombrada “abogada del pueblo”?, que en 2002 fue condenada por el delito de “peculado” por la Corte Suprema de Perú; siendo acusada, por ejemplo, de recibir tres millones de dólares, varios kilos de oro y diamantes en joya, por Vladimiro Montesinos. Todo a cambio de apoyar la reelección de Alberto Fujimori, de acuerdo a informes del ex Procurador Anticorrupción peruano, Julio Arbizu. Por esta razón, se le imputó un arresto domiciliario de tres años. Destaca que, desde aquel entonces, en Estados Unidos le han negado la visa a Laura Bozzo. Incluso, hay que señalar que ésta no sería la primera vez que un país decide sacar del aire el programa de la “señorita Laura”. En 2009, el aún presidente ecuatoriano Rafael Correa, ordenó públicamente: “ahorita mismo quitas esa porquería del aire”.

Es de lamentar que en México, ni la CNDH se pronuncie sobre este singular programa, que a todas luces atenta contra derechos humanos. Tampoco el recién creado IFT dice nada sobre la “calidad” del programa conducido por tan peculiar persona. Resulta oportuno recordar el artículo 223, de Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, publicada el 14/Jul/2014, que señala que toda programación en radio y tv deberá propiciar “la integración de las familias”, “el desarrollo armónico de la niñez”, el “uso correcto del lenguaje” y la “difusión de valores”. Determina, además, como derecho de las audiencias, recibir programación que “respete los derechos humanos” (art. 256). Algo que, a todas luces, es contrario al tipo de programa conducido por Laura Bozzo…

 

gabtorre@hotmail.com