¿Costo de la tarifa, estatización o revocación de concesiones?

Afortunadamente Hugo Higareda Macías fijó postura como secretario de la Fundación Alianza de Camioneros, en el diario Mural (¿Estado al volante?/ Mural: 16 de marzo de 2014). En su texto se advierte una preocupación por la “inquietud de la estatización del transporte”, naturalmente de quien pertenece a la familia que concentra buena parte de las concesiones y son los principales usufructuarios de las ganancias del transporte, que se dice público.

Higareda afirma que la posible estatización del transporte “se genera dentro de un marco inédito, en el cual, posterior a cuatro años sin incremento de tarifa y tras un incremento del 16.67 por ciento, se vuelve a la tarifa anterior”. Hugo Higareda parece ignorar que la verdadera causa “inédita” de esta discusión es la muerte reiterada de personas como víctimas de un transporte de pésima calidad, debido a las condiciones ventajosas que los concesionarios imponen a choferes, usuarios y al gobierno mismo por la vía de la corrupción y las complicidades.

En lo que va del 2014 murieron ya 16 personas, si se mantiene esta tendencia se cerraría el año con 76 víctimas mortales del transporte público. Un incremento de más del 40% -con respecto al 2013-. Este es, señor concesionario, el marco inédito que nos tiene en este debate. Hugo Higareda señala que las críticas al transporte provienen de quienes “no utilizan el servicio” ¿Usted hace uso del transporte, después de jugar al golf? Todas las encuestas publicadas, aplicadas a usuarios, califican al transporte abrumadoramente como “pésimo” e “inseguro”, excepto, claro está, las que refiere que hacen ellos mismos y que “generan datos completamente diferentes” ¿En qué mundo viven los concesionarios?

Higareda Macías apunta que “el ataque al transporte privado” (ahora delata su verdadera concepción, “privado”. No lo conciben como público) “ha resultado de enormes beneficios políticos, primeras planas, rating”. Acaso se refiere a los anuncios del gobernador en televisión y radio, a los del secretario de Movilidad o de los 30 mil universitarios que salieron a la calle a exigir “ni una víctima más”, después de que un chofer a exceso de velocidad arrollara a 19 universitarios ¡que se encontraban arriba de la banqueta!, con la irreparable muerte de una joven de apenas 18 años. Sentencia Hugo Higareda que “no es necesario generar mesas redondas y exponer argumentos políticos”. Coincido, lo que es imperante es que el gobierno se faje los pantalones y revoque las concesiones a los cínicos que asumen que se debe permanecer callado, frente a tanta víctima del transporte.

http://twitter.com/gabriel_torrese