Amparo, fuero y protección… necesita Jalisco de sus gobernantes

De acuerdo al mismo Informe de la ASF, después de Michoacán, Jalisco es la segunda entidad con el desempeño más irregular de los recursos transferidos por la Federación , según el Índice de Desempeño de la Gestión del Gasto Federalizado.

Las supuestas e infladas asesorías que realizan poderes e instancias de gobierno en nuestro estado, pasaron a convertirse en otra muy provechosa forma de llevar a cabo sistemáticos negocios al “estilo Jalisco”: contratos que se hacen en contubernio para ordeñar el presupuesto público a cambio de nada. Ahí están las asesorías “fantasma” realizadas en el Congreso local por López Castro, SAE y Ola Outsourcing, donde la única constancia que dejaron de su trabajo fueron los millonarios pagos que se les dieron. Ahora, una nueva asesoría al “estilo Jalisco” sale a la luz en la Secretaría de Salud del estado, que en el último mes se mantiene en el ojo del huracán por presuntos casos de corrupción en el ejercicio de los recursos.

De acuerdo a MURAL (3/Mar/2015), la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) pagó 524 mil pesos mensuales durante todo 2014, por una asesoría que su departamento de contabilidad pudo (y debió) realizar. Aún así, se contrató al despacho Consultoría General para pagarles 6.2 millones de pesos por una serie de trabajos que el presidente del Colegio de Contadores Públicos de Guadalajara, Mario Nuño Benavides, calculó no debían rebasar los 800 mil pesos bien pagados. Es decir, la “inflada” del precio de esta asesoría corresponde a un ¡675 por ciento! Aunado a lo anterior, según publicó MURAL (3/Mar/2015) Lénica González Bautista, investigadora de la dependencia, fue arrestada tras querer llegar al fondo de dicha asesoría. Tratar de investigar le valió una detención por dos agentes de la Fiscalía General (sin orden de aprehensión), quien fue liberada unas horas después por las evidentes irregularidades en el proceso de su detención. No obstante, por conocer este contrato, por solicitarlo al área de Contraloría y de Transparencia, hoy tiene una averiguación previa por el delito de robo calificado de documentos personales.

El detallito en la Secretaría de Salud ocurre en un contexto en donde, el 18 de febrero de 2015, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) evidenció el pésimo manejo de los recursos destinados para el Seguro Popular en Jalisco, de acuerdo al Informe del Resultado de la Fiscalización Superior sobre la Cuenta Pública 2013. En él se destaca que Jalisco fue el que tuvo el peor manejo de los recursos dentro del Programa del Seguro Popular, lo que desencadenó en una “atención médica insuficiente, desabasto de medicamento y cobro de la consulta”. Así pues, se detectó que una de cada cuatro de las recetas médicas auditadas no fueron suministradas y que “no existe evidencia de que los medicamentos hayan sido entregados, ni que los faltantes se surtieron posteriormente.” Tan sólo en el Seguro Popular de Jalisco, la ASF determinó un probable daño a la Hacienda Pública Federal por poco más de 652.5 millones de pesos, además de fijar un monto por aclarar de mil 649 millones 918 mil pesos, principalmente en “los rubros de medicamentos, material de curación y otros insumos y pagos a terceros por servicios de salud (subrogados)”. Por todo esto, José Luis Gómez Quiñones tiene una orden de aprehensión debido a las irregularidades detectadas por la Contraloría del Estado. Al respecto, el Gobernador señaló que se subsanarán al 100 por ciento las 13 observaciones realizadas por la ASF.

De acuerdo al mismo Informe de la ASF, después de Michoacán, Jalisco es la segunda entidad con el desempeño más irregular de los recursos transferidos por la Federación, según el Índice de Desempeño de la Gestión del Gasto Federalizado (IDGGF), que evalúa entre otras cosas la “entrega de los informes trimestrales a la SHCP sobre el ejercicio, destino y resultados de los recursos transferidos, así como su calidad, congruencia y difusión”. Un amable lector de este espacio me respondía a una de las opiniones publicadas en este espacio. Con singular acierto me escribió Rodolfo Javier Pacheco que “Amparo, fuero y protección, eso es lo que necesita el Estado de Jalisco de sus malos políticos: diputados, secretarios, directores, senadores, gobernadores, jueces y magistrados... que son los que deberían cuidar a su pueblo, ciudad y Estado pero sólo piensan en el poder, en dinero, y no tienen llenadera”. Tiene toda la razón…

gabtorre@hotmail.com

http://twitter.com/gabriel_torrese