Alfaro va a recuperar el predio que mantiene Iconia


El pasado 5 de abril, el Diario NTR publicó información referente al polémico caso de Puerta Guadalajara, ahora renombrado Iconia, aunque renombrado de manera ilegal porque el Ayuntamiento ni fue enterado, ni dio su autorización para el cambio, tal y como determina el Convenio Marco de Asociación. Según se lee en NTR, alcalde capitalino declaró que se comprometía a 1) recuperar el predio; 2) no construir nada ahí y dejarlo como un parque natural; y 3) hacer una consulta pública para definir el rumbo de los más de 600 millones de pesos que el Grupo Mecano América estaba obligado a entregar en obra pública al municipio, como contraprestación por la "posesión material y jurídica" del terreno de 13.6 hectáreas que mantiene desde 2008.

Es preciso reconocer que –por lo visto– no se trata de una afirmación hecha "al aire", sino de una estrategia legal que ya asumió Alfaro para la recuperación del predio. El 26 de enero de este año (2016), el Ayuntamiento de Guadalajara presentó una demanda ante el Juzgado Noveno de lo Mercantil (expediente 256/2016) a efectos de rescindir el Contrato y el Convenio Marco de Asociación del fideicomiso que dio lugar al proyecto Puerta Guadalajara (Iconia), además de exigir el pago de la "pena convencional por incumplimiento" que asciende a los 688 millones de pesos. El Ayuntamiento que preside Enrique Alfaro se fajó los pantalones y por fin el Ayuntamiento asumió una postura responsable respecto de una Administración panista entreguista [2007-2009, por signar un fideicomiso tan desventajoso para la ciudad], así como de dos Administraciones priistas que mantuvieron en absoluta impunidad hechos que se debieron combatir judicialmente tanto de 2010 a 2012 [por mora en la entrega de las obras pactadas que se darían como contraprestación a la ciudad], como de 2013 a 2015 [por mora e incumplimiento total de las obras pactadas].

Ahora bien, ¿por qué fue entreguista el proyecto Puerta Guadalajara? Porque supuestamente el municipio tapatío recibiría 688 millones de pesos en obras sociales como contraprestación a la entrega "material y jurídica" del predio de 13.6 hectáreas, no obstante, el Ayuntamiento de Guadalajara entregaría "sin costo alguno" para los desarrolladores, todas las licencias y permisos de construcción -que el El Colegio de Arquitectos y Urbanistas del Estado de Jalisco calculó en 600 millones de pesos- para edificar el Proyecto "Puerta Guadalajara" (ahora Iconia). Es decir, en los hechos, el municipio habría cedido 13.6 hectáreas ¡por apenas 88 mdp [suponiendo que los desarrolladores no inflaran el precio de las obras que le darían a la ciudad]! Más aún, el ventajoso contrato para los "inversionistas" está en el hecho de que en realidad se iban a vender ¡no 13.6 hectáreas, sino 65.7 hectáreas!, puesto que el negocio inmobiliario Puerta Guadalajara (Iconia) es predominantemente vertical. Si consideramos los metros cuadrados de huella, como los metros cuadrados de edificación (verticales), tenemos que los autodenominados "arriesgados" empresarios habrán pagado por metro cuadrado ¡134 pesos! No obstante, resulta oportuno preguntarse ¿por qué un negocio tan rentable para estos vivaces desarrolladores no fue desarrollado?

El 25 de mayo de 2012, Mural consignaba que el 22 de febrero de 2012 se habían anexado nuevos inversionistas al Grupo Mecano América para dar lugar a Iconia. De acuerdo a Mural, el presidente del Grupo Mecano América señaló que estos nuevos socios habían aprobado la aportación de 27 millones de dólares como "capital semilla", que aunados a la pre aprobación de dos préstamos puente con Banorte y BBVA-Bancomer, por 80 y 100 millones de dólares respectivamente, serían suficientes para garantizar la construcción de las obras sociales e iniciar el Proyecto [¿habrán más créditos, acreedores e inversionistas timados sin conocerse?]. Sin embargo, no hay ni un solo ladrillo de las obras sociales, ni inmobiliarias que ahí se desarrollarían. ¿Acaso la especulación financiera –que trae ganancias instantáneas y que pudieron utilizarse para hacer un sinfín de cosas más– sobre un pomposo proyecto de papel, bajo un fideicomiso irrevocable e intransferible, fue siempre el propósito de este burdo atraco?

gabtorre@hotmail.com