Semillas de conciencia

En la vida no existen los atajos

Tenemos una época donde la gente busca remedios fáciles… terapias mágicas de pocas sesiones, dietas maravillosas comiendo lo que se me antoje y con garantía de que bajaré de peso. Cursos de aprendizaje acelerado y lectura rápida. No queremos pagar el precio del cambio. Todo lo queremos rápido. Sin esfuerzo ni compromiso. Sin disciplina. La gente se aferra a las mentiras, a las promesas absurdas, que sabe de hecho que son falsas, pero necesitan creer en algo, afanosamente.

“Técnicas para cambiar tu ADN...” una mentira monumental. Cualquiera que haya acabado al menos la secundaria, sabe que ese tipo de alteraciones se llevan miles de años de evolución... pero muchos se atreven a creerlo.

“Cuarzos que cambian vidas...” prefiero creer que una piedra modificara mis absurdos patrones de comportamiento, sin el esfuerzo de la voluntad.

“Un Toque sanador en la frente y caerás desmayado...” ¿En qué piensa la gente cuando se atreve a creer tal cosa? La negligencia con la salud, no puede ser subsanada por magia ni profeta alguno.

¡Nos urge despertar! Soltar la necedad. La época en que un solo hombre podía transformar tu vida con tan solo tocar tu frente, o rozar su túnica, ya pasó hace más de dos mil años… Hoy, si de verdad quieres transformaciones profundas, necesitas vivir sus enseñanzas: sobre todo, aprender a vivir con la humildad con la que él vivió, y a tratar a los demás con la nobleza con que él lo hacía. Y entonces llegarán tus milagros.

“Rituales con los indios de la montaña perdida”, “Rompiendo tablas con el poder de tu voluntad”... la gente está ansiosa de circo. “Alineación y limpieza de Chakras y tu vida será otra” Alguien desde la más profunda ignorancia, desconoce que los chakras son inaccesibles a la intervención humana, y que no requieren alineación alguna. Pero lo peor es que hay gente que paga por tal cosa!

Algunos viven consultando el zodiaco, inventando propiedades extrañas a ciertos alimentos. ¡Usa este aparato y con sólo pasearte 15 minutos, tendrás abdomen de lavadero! Y necedades por el estilo...

La gente cambió el contacto con sus emociones por el tafil. Es más facil empastillarme que reconocer mi debilidad, o mi rabia o mi vacío. Depender de clonazepam y fluoxetina. Es más facil desconectarme que sentir. Por eso, siempre habrá mas gente en la cueva del chamán que en el consultorio psicológico. Me conviene el brujo porque  dice que todos mis problemas son causados por terceros… y todas las soluciones tienen que venir de afuera. El evitar asumir responsabilidades nos aleja de la conciencia.