Paidea

2017 y el optimismo

Llegamos al 2017. Somos testigos del arranque de un nuevo año que se perfila difícil. Pudiéramos pensar que, ante la situación en que se encuentra el país, no hay lugar para el optimismo, pero tendremos que abrirle un espacio, pues tiene que ver con la esperanza y no debemos permitir que nos la arrebaten. La desesperanza lleva a la gente a tomar malas decisiones, a veces fatales. De ahí que convenga cerrarle la puerta, igual que al pesimismo, aunque sé que no es fácil para muchas personas que viven circunstancias muy desfavorables.

Esas circunstancias tienen que ver con la falta de seguridad en muchos sentidos y el abandono del papel del Estado para garantizarla a sus habitantes. Hoy pareciera que vamos por el mundo, parodiando a Proust, en busca de la seguridad perdida. No hay seguridad económica, como no la hay en el empleo; la seguridad social es insuficiente y deficiente. La incertidumbre es la característica de nuestro tiempo y todo indica que habremos de aprender a vivir con ella, lo que no implica conformarnos o aceptar pasiva y calladamente el estado de cosas, pues éste es producto de lo que hemos hecho o dejado de hacer los hombres y mujeres que integramos esta sociedad. Quienes tienen la responsabilidad de conducir el país y su economía han tomado decisiones contrarias al bienestar del pueblo y, los ciudadanos, lamentablemente no hemos estado a la altura del significado de esa palabra; no hemos sabido exigir la rendición de cuentas a quienes nos representan.

Por ello aludí al principio a la idea del optimismo, como una actitud que impide caer en la apatía, la desesperación o la depresión frente a las adversidades. Es necesario no perder la confianza en un futuro mejor a pesar de los contratiempos y las frustraciones que genera el modelo que nos han impuesto. El optimismo nos ayuda a pensar, a ser creativos, entendiendo que ese modelo y sus impulsores no son eternos.

Nos permitirá encontrar salidas y construir mejores perspectivas. De ahí que resulte estimulante iniciar 2017 con llamados a organizarnos para rechazar decisiones que nos afectan. El gasolinazo de hoy puede ser un detonante para crear alternativas de cambio. Participemos. 


gabriel_castillodmz@hotmail.com