Paidea

¿Hacia dónde nos llevan?

La pregunta que da título a esta columna surge porque me parece preocupante lo que estamos viviendo en el país, según nos reportan a diario los medios de comunicación. No hay día sin enfrentamientos, emboscadas o ejecutados en alguna entidad.

La paz pública, la seguridad, la tranquilidad de las familias mexicanas no parecen ser asuntos de los que se ocupen nuestros gobernantes o, al menos, no hay eficacia para generar buenos resultados. Los problemas económicos persisten, la supuesta prosperidad no se refleja en los bolsillos. ¿Entonces? ¿Hacia dónde nos llevan quienes tienen la responsabilidad de conducir nuestra Nación? 

En los últimos días los medios electrónicos nos han ofrecido imágenes y notas que nos deben mover a la reflexión: 1) la agresión por parte de militares a la población civil en Aquila, Michoacán (con saldo de un menor muerto y varios heridos), para detener al líder indígena Cemeí Verdía Zepeda acusado de poseer armas de uso exclusivo del ejército (¿no les parece esto una burla frente a la fuga del Chapo y la enorme cantidad de delincuentes que portan armas de ese tipo sin que nadie los moleste?) 2) el grave enfrentamiento entre taxistas en Guerrero por una disputa de representación, que pudo generar muertos, pues las golpizas a miembros del grupo minoritario fueron brutales sin que nadie interviniera.

¿No hay autoridad en guerrero? ¿Otro caso más en que la gente resuelve sus disputas con violencia y se hace justicia por propia mano? 3) creciente presencia y participación de militares en actos diversos, con discursos políticos y tomas de posición en asuntos que son propios y exclusivos de las autoridades civiles; además de frecuentes y desmedidos elogios presidenciales a las fuerzas armadas que siguen siendo utilizadas en tareas policiacas y para reprimir movimientos sociales. 4) La provocación que representa la desaparición del IEEPO en Oaxaca, como medida en contra de la CNTE.

¿Se busca atizarle más a la hoguera?Por si fuera poco, CONEVAL nos informa que en lo que va del actual gobierno ha crecido el número de pobres en dos millones. La población con ingreso inferior a la línea de bienestar, es decir, que no tiene recursos para comprar la canasta alimentaria, pasó de 60.6 millones (51.6%) a 63.8 millones (53.2%).

Ahora 1 de cada 2 mexicanos vive en una condición de pobreza tal que no puede acceder al mínimo de bienestar que representa la canasta alimentaria. Ante todo ello, vuelvo a plantear la pregunta: ¿hacia dónde nos llevan quienes hoy gobiernan? 



gabriel_castillodmz@hotmail.com