Paidea

Revueltas en La Laguna

Los mexicanos tenemos una deuda como lectores con José Revueltas, prolífico escritor duranguense que fue marginado durante mucho tiempo por los círculos oficiales y por la crítica literaria proclive al oficialismo, aunque quizás también porque sus escritos son complejos, tanto en su temática como en el estilo. No obstante esa complejidad, una vez que nos acercamos a su obra, especialmente la literaria, es difícil ya abandonar la lectura de extraordinarias páginas, motivadoras, estimulantes, retadoras y de una extraña belleza pese a su fuerte contenido en algunos cuentos y novelas. En cuanto a la marginación de que fue objeto por cuestiones políticas o ideológicas, tuvo que ocurrir el Centenario de su Natalicio, al mismo tiempo que el de Octavio Paz y Efraín Huerta, para que desde las más altas esferas de la cultura en México se le rindiera un homenaje nacional, muy merecido por cierto.En ese marco, la Región Lagunera se sumó a los reconocimientos al autor de El apando, particularmente por el lado de Durango, donde la figura de Revueltas hizo posible la articulación de esfuerzos entre distintas instancias vinculadas a la cultura, para organizar diversas e interesantes actividades bajo la denominación de Jornadas Revueltianas, que se desarrollaron desde el 9 de octubre hasta el 18 de noviembre. Comprendieron lecturas públicas, diálogos y mesas de análisis sobre la vida y la obra de Revueltas, además de proyección de películas, exposiciones de fotografías, de grabados y recitales de música que incluyeron una obra original compuesta por Marco Aurelio Gutiérrez. Todo ello, con muy buen nivel de calidad gracias a la participación de especialistas, escritores y artistas de la UNAM, del Comité del 68, del Instituto Nacional de Antropología, del Instituto de Cultura del Estado de Durango, del Taller Literario del Teatro Isauro, de Difusión Cultural de la U. A. de C., del Colectivo “Fermín Revueltas”, además de destacados músicos laguneros. La coordinación estuvo a cargo de un comité integrado por la Dirección Municipal de Arte y Cultura de Lerdo, el Instituto Municipal de Cultura de Gómez Palacio, la Oficina Regional de Culturas Populares, la Casa de la Cultura “Francisco Zarco” y la Fundación Cultural “Profr. José Santos Valdés”. Se contó con el apoyo del gobierno del estado de Durango, a través del ICED, de las autoridades municipales de Lerdo y Gómez palacio, de la Sección 35 del SNTE, de la Subsecretaría de Educación en la Región Lagunera de Durango y de medios como este prestigiado diario.  Experiencia interesante y aleccionadora, en la que tomaron parte directivos, maestros y estudiantes de Escuelas Secundarias, Preparatorias e Instituciones de Educación Superior. Esta experiencia permitió demostrar que, en el difícil campo de la cultura, se pueden hacer a un lado el individualismo, los egos y las mezquindades que con cierta frecuencia se presentan, para emprender tareas colectivas, construir e impulsar proyectos en equipo. Esto se logró concretar en torno a la importante figura de José Revueltas, porque todo mundo hoy le reconoce su valía y porque todavía tiene mucho que enseñarnos como escritor que nunca claudicó, que se caracterizó por la solidaridad derivada del amor a sus semejantes y a la vida, lo que se reflejó en su literatura. Le rendimos homenaje en estos tiempos convulsos en que su ausencia se convierte en una fuerte presencia, pues hombres como él hacen falta como referentes éticos y ejemplos de lucha para la transformación de nuestro país. Ojalá podamos saldar la deuda que tenemos como lectores.  



gabriel_castillodmz@hotmail.com