Paidea

Fiestas Patrias y convivencia.

Este 15 de septiembre, desde temprano, algunos medios de comunicación preguntaban qué tipo de actividades habrían de desarrollarse en las escuelas con motivo de la fecha. Constatamos que en todos los niveles de educación básica hubo honores a la Bandera; en los Centros de Desarrollo Infantil y en Jardines de Niños los pequeñitos hicieron dramatizaciones, caracterizando a los héroes; en primaria y secundaria tuvieron lugar manifestaciones artísticas con participaciones alusivas a la conmemoración.

Se decoraron los espacios escolares con figuras y colores patrios; los estudiantes y maestros portaron vestimentas tradicionales mexicanas. Todo esto me parece importante, aunado a lo que apuntaré enseguida.

Por la noche observé lo que hicieron las autoridades de Lerdo parapropiciar un ambiente festivo: música, iluminación, verbena, por la avenida Sarabia y en la Plaza Principal. No estuve en Gómez Palacio, pero sé que hicieron lo propio, y en Torreón destacó la cantidad y calidad de los fuegos artificiales con los que culminó la Ceremonia del Grito de Independencia. Da gusto que todavía en nuestras plazas se puedan congregar muchas familias a conmemorar estas fechas, que aún conservan el peso simbólico de los hechos que rememoran, más allá de los discursos políticos. Por ello dije que es importante que en las escuelas se siga fomentando el respeto a los emblemas nacionales, el conocimiento de la historia Patria. Es un asunto de identidad y de cultura, a cuya conservación deben contribuir de manera decisiva las escuelas. Pero también las autoridades, quienes deben garantizar la organización, la seguridad y los recursos para que se realicen de manera tranquila y exitosa los actos o festividades que correspondan. 

Un último elemento fue el movimiento observado en los restaurantes, de diferentes categorías, a donde acudieron gran cantidad de familias laguneras a cenar la misma noche del 15 de septiembre. De igual forma ocurrió en buen número de hogares de la comarca, donde se degustaron platillos típicos. No es cosa menor esto. Se trata de un aspecto a considerar, porque refleja en los hechos lo que ya dije en otro momento sobre la cultura como elemento de cohesión y convivencia social. Ojalá se extienda esta práctica de convivir, EN FAMILIA, en fechas como la señalada, afianzarla como tradición, lo mismo que en las escuelas y las plazas públicas. Es una forma de fortalecer cultura e identidad y contribuir a la paz social, sin desplantes patrioteros. 


gabriel_castillodmz@hotmail.com