Función Sabatina (León)

Función Sabatina

LA ESTELAR


Nombre: Alberto Juez de la Soga Padilla.

Peso: Pesa pero no pesa.

Estatura: Física, alta

VS.

Nombre: Roberto Manos de Piedra Pesquera.

Peso: Ultrapaja.

Estatura: Nadie lo tumba


PELEA DEL SIGLO. Alberto Juez de la Soga Padilla descarga su odio ancestral contra su oponente, el tesorero municipal de León, Roberto Manos de Piedra Pesquera, con puros golpes bajos (perdón, se les denomina observaciones). Le trae en ciernes mil asuntos al encargado de los dineros municipales. Este, ha esquivado los golpes que puede, pero otros no, por lo que se defiende con volados al decir que todas las observaciones que le han enviado de la contraloría solo se basan en suposiciones, y que todas van a ser contestadas en su momento, con fundamentos realmente objetivos en su defensa. Esta es la verdadera pelea del siglo. Porque ya lleva casi un siglo que no termina. Es el round dos mil 449 bis.

***

KO

CON LOS POLÍTICOS, EL FUTURO YA NOS ALCANZÓ

Todavía no termina el proceso electoral en su totalidad, y apenas nos estamos desintoxicando de tanta polaca, cuando ya muchos se han destapado abiertamente o mandan signos crípticos (de que se van a destapar) para generar más expectativa o misterio.

Para la grande ya se apunta Margarita Zavala, se reapunta Miguel Ángel Mancera, que dice que sí quiere ser presidente de México. Unos sugieren, pero él no se da por muerto, de que incluso el gobernador Miguel Márquez, es presidenciable.

Para la gubernatura de Guanajuato muchos dicen que Héctor López Santillana solo tiene a la alcaldía de León como una plataforma de lanzamiento (como la de Cabo Cañaveral) para catapultarlo al infinito y más allá.

Priistas lanzan la críptica sugerencia de que la alcaldesa de León con licencia, Bárbara Botello, será destapada para la gubernatura de Guanajuato. Qué bárbaros los barbaristas, no se dan cuenta de las barbaridades priistas que les redundaron en la derrota estrepitosa en la pasada elección del 7 de junio.

El futurismo político es un deporte reiterativo en nuestra historia nacional, no es nuevo. Mas sí es deplorable que no se aguanten, los políticos, un poco para depurar nuestros ojos y nuestros oídos de toda la basura audiovisual a la que nos expusieron previo a la jornada electoral.

El futurismo en este caso es un arma de dos filos. Les podrá funcionar como a Vicente Fox, quien tuvo además toda una logística para llegar a la silla presidencial (con la cual ya no supo ni qué hacer, pero esa es otra historia). El otro filo puede ser la muerte, porque desde antes, ya nos empiezan a caer mal, por más marketing que lleven consigo, y no los vamos a tragar. Si no, pregúntenle al Peje. Je-je.

POR MOISÉS CERVANTES