Función Sabatina (León)

Función Sabatina

LA ESTELAR

Nombre: Eugenio Matador Vega

Peso: Super Welter; se ha mantenido en forma.

Estatura: Quiere crecer, y toma Crecilac.

VS.

Nombre: Amílcar Maromero López.

Peso: Mosca; quisiera ser moscardón.

Estatutura: Baja, no ha podido crecer como su antecesor colombiano.


En Milenio, que es el Palacio del Boxeo, esta semana dos fajadores por fin dieron la pelea del año. El Matador Vega, le dio un gancho al hígado al Maromero López: dijo que el colmo de que no le hayan presentado el proyecto del Sistema de Transporte al Ayuntamiento, es que ya se arrancó la tercera y cuarta etapas. Pero, el Matador dura hasta que el Maromero quiere. Este le contestó con un directo al mentón, casi de nocaut: dijo que la información ahí está y que si el cíni… perdón el síndico no ha ido es porque no ha querido, y que no convierta un asunto administrativo en político. ¡Sopas!

***

VUELA, BOLARDO

Los bolardos del Centro son quebrados por accidente, por no fijarse, por la canícula, porque ahí están y ahora hasta por razones políticas. Un joven de derecha, circuló por izquierza y ¡sopas! se echó varios.

***

KO

Resulta que ‘el hijo de un panista connotado’ (del que no se reveló su nombre) chocó con su auto, a propósito, dos bolardos del Centro, en una acción de puro coraje porque el PRI le arrebató al PAN el gobierno municipal. A lo que Bárbara, La Princesa Santibáñez, campeona local, pide al PAN no utilizar ni radicalizar a los jóvenes de ese partido para atacar a la actual administración. Y añadió: “Tenemos que ayudar a nuestros jóvenes a que tengan una juventud feliz, que no los llenemos de odio. No debemos de involucrarlos en temas que de alguna forma van a dañar su actuar o su forma de ser cuando no conocen ni siquiera en estos momentos la filosofía o los principios de cada partido; y que ahorita los radicalicemos creo que eso no es sano para nuestra juventud. Ahorita utilizarlos para atacar o para enfrentarse cuando ni siquiera a veces tienen información de lo que está sucediendo.

 “Hay un grupo de personas que desgraciadamente no aceptan que la democracia es así, que se pierde o se gana y creo que a nuestros jóvenes hay que apoyarlos para que se formen en valores, en principios y no meterlos en estas situaciones que son tan complicadas, pues que ni siquiera ellos entienden”. (Sí, pobres jóvenes que no entienden nada).

Por Moisés Cervantes