Función Sabatina (Jalisco)

Función Sabatina

LA ESTELAR

Cynthia Cantero vs Salvador Caro

Pues esta semana la presidenta del Itei, Cynthia Cantero Pacheco, se pronunció a favor de que los resultados de los exámenes de control de confianza de los servidores públicos que tienen el mando de las fuerzas de seguridad en el estado deban de ser públicos, contrario a lo que hoy sucede. La funcionaria no descartó que cuando se integre el consejo del Itei, o sea allá por septiembre, el tema sea tocado para convertir esta información en fundamental. Esto a propósito de la publicación de los resultados del Comisario de la Policía de GDL, Salvador Caro.


***

Último Round

No paran

El asunto de los laudos ilegales sigue dando de qué hablar pese a las modificaciones a la ley que permiten perseguir a los grupos de abogángsters conocidos como talibanes que habían visto una mina de oro en los cobros fraudulentos mediante demandas promovidas por seudo trabajadores que se sabe se prestaban a tales fechorías. Actualmente la Secretaría del Trabajo que encabeza Héctor Pizano tiene en su haber alrededor de 80 asuntos de los cuales unos 8 mil son demandas contra entes públicos, el monto total estimado de las demandas, dicen, es del orden de 12 mil millones según Pizano y de laudos contra entidades públicas es de 5 mil millones según el fiscal Eduardo Almaguer.


Abusos

Entonces el monto de los asuntos en contra de particulares, muchos de ellos pequeños y medianos empresarios suma la nada despreciable cantidad de 7 mil millones de pesos aproximadamente, asunto que tiene preocupado al sector. Y es que nos cuentan un ejemplo escalofriante de personas que se organizaban para pedir trabajo entre comerciantes establecidos de la zona de Obregón, quienes al paso de entre un mes y un par de meses dejaban de asistir y demandaban a sus patrones con sumas abusivas argumentado despidos injustificados y humillaciones, los comerciantes se organizaron y entregaron como pruebas videos donde aparecían los demandantes “trabajando” para varios de estos negocios.


Teatro

Ya son ocho las certificaciones que tiene el edificio de la Auditoría Superior del Estado de Jalisco, la última la recibió ayer el impoluto titular de la ASEJ, Alonso Godoy Pelayo, de parte de la organización Great Place to Work.  Casi al borde del llanto, Godoy recibió el documento que certifica al lugar como un buen lugar para trabajar . Godoy con la voz entrecortada comentó frente a su personal y representantes de las cámaras empresariales que no se esperaba tales resultados de la evaluación que les realizó la organización.  Lo que llama la atención es si todo el tinglado es nomás con la intención de justificar lo que sería su permanencia en el cargo por siete años más como más de uno ya lo está previendo ¿Será?


Plantados

La directora del Instituto Jalisciense de Atención al Migrante, Mariana Sofía Martínez Márquez, dejó colgada ayer una reunión con paisanos. Poco importó a la funcionaria que los líderes de jaliscienses asentados en Los Ángeles y en Chicago pagaran sus gastos para estar presentes en la Comisión de Asuntos Migratorios. Ambos dirigentes fueron muy bien atendidos por el titular de la Sedis, Miguel Castro, y por la presidenta de la Comisión, Ana Ceballos. El quemón fue para Martínez Márquez pues trascendió que su argumento fue que viajaría al vecino país para acudir a un evento que tendrá lugar en Los Ángeles el próximo domingo, es decir, se fue con más de 48 horas de anticipación para ¿trabajar harto?… o aprovechar el weekend.


Culpas

Parece que ya se volvió costumbre en el ayuntamiento de Guadalajara de inmediato descalificar acciones. Ayer el secretario general del Ayuntamiento, Enrique Ibarra Pedroza, dijo ver intereses políticos detrás de la denuncia interpuesta por vecinos de Santa María del Silo ante la Fiscalía del Estado por daños en viviendas ante inundaciones. Y aunque pudo referirse a la acción como una encaminada a hacer ver las necesidades de quienes viven en el sector mencionó que todo es un asunto político electoral. Nada más falta que terminen culpando a la lluvia como causante de los males de la ciudad en lugar de la falta de acciones para mitigar las inundaciones.