Función Sabatina (Jalisco)

Función Sabatina

La estelar

 

Ayuntamiento de Zapopan vs Augusto Valencia

Con buen gancho al hígado el cabildo de la ex Villa Maicera quiso descontar al regidor de ese municipio, Augusto Valencia, al exhortarlo a desistirse de actos discriminatorios al hacer públicos datos de varios funcionarios, a lo que el regidor respondió con un jab, argumentando que no publicó datos personales. De cualquier manera, quedó un poco noqueado.

 

Último round

 

Le dan la vuelta al tema

Legisladores federales por Jalisco prefieren esquivar la bala y no tocar el tema del gasto de 318 millones de pesos de la Auditoría Superior del Estado para construir su nueva sede. Tanto Jaime Prieto, del PRI, como Enrique Aubry, del PVEM, en entrevista con MILENIO RADIO, prefirieron hablar “otros temas que están al día a día” o que son “más importantes”, ya que, señaló Jaime Prieto, “este tema del auditor ya lo estamos tratando con el partido”.

 

¿Lo que Dios diga?

La postura pública del gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval,  sobre el gran lío de El Zapotillo, donde la sombra de una suspensión judicial podría detener los trabajos por mucho tiempo, no tiene desperdicio: “Es una obra federal”. ¿De verdad sus cerebros planificadores en el tema de agua lo ven con la misma tranquilidad? La campaña del SIAPA de cortar el agua aunque Chapala tenga ahora para suministrar por quince años a la metrópoli, y los estira y afloja en la conformación del Observatorio del Agua, demuestran que no están tan indiferentes como la declaración del gobernador hace suponer.

 

¿Y la crisis apá?

Por cierto, la cruel naturaleza se empeña en desacreditar la alarma desatada por el SIAPA de que el agua se va a acabar... y hay que traerla de El Zapotillo. Llueve y llueve, y los pronósticos pesimistas para Chapala parece no se cumplirán en corto plazo. No obstante, a usted el agua se la seguirán cortando cada quince días...

 

Proyectos frenados

El viejo estilo de imponer obras sin decir “agua va”, tan caro a la tradición priista que modernizó este país por más de siete décadas, y que tan bien adaptaron sus homólogos panistas y perredistas, está mostrando sus limitaciones en estos tiempos democráticos: en todos lados surgen conflictos a los grandes proyectos, por el pequeño detalle de que la socialización parece una tarea innecesaria para la burocracia que -como dijo un gobernador de muy etílica memoria- “sabe lo que Jalisco necesita”.

Pero llegaron los “opositodo”

La sabiduría de ese despotismo cuasiilustrado quiso derrotar a sus críticos por medio de etiquetas. Algún oscuro burócrata, en el día más genial de su gris trayectoria, decidió sustituir diálogo por adjetivo y los bautizó “opositodos”. Es maravilloso. Aún ahora lo sacan de la chistera para arrancar risas sobradas en sus subordinados... Después se topan con la realidad: juicios, manifestaciones, bloqueos. “Remember to Atenco”.

Cuando despertaron...

Los amparos estaban allí. Y el dinosaurio, furioso, daba coletazos para realizar Zapotillo, Purgatorio, macrolibramiento, villas, Chalacatepec. Los jueces, que parece sí han tomado nota de la alternancia democrática, podrían estar cambiando la vieja historia...