Vivir el día

De a peso

 El Banco de México minimizó la caída, pero la moneda cotizaba en sus niveles más bajos en seis años.

Llegó lo apremiante: la moneda mexicana cayó a su peor nivel es seis años. Este desliz financiero obligó al Banco de México a subastar entre instituciones bancarias 200 millones de dólares de las reservas internacionales para inyectar liquidez al mercado y detener la caída del peso. Se ha dicho que esta es una caída insólita.

No obstante, el subgobernador del Banxico, Manuel Sánchez, minimizó la caída. Pero el peso cotizaba en sus niveles más bajos en seis años. Vaticina una inflación de alrededor de 3 por ciento para el año en curso, y el que viene su depreciación es superior a 4.5 por ciento en los primeros meses de este año. Banco Base sostuvo que la subasta no tuvo un efecto visible sobre la paridad cambiaria. No impidió que el peso terminara la semana considerada como la peor en poco más de 20 meses, con una depreciación acumulada en cinco días de 3.55 por ciento o 55 centavos, y cotizando alrededor de 15.50 pesos por dólar.

El dólar en ventanillas llegó a cotizarse hasta en 15.80 pesos, 30 centavos más que el día anterior. Al término de la jornada cerró en 15.78 pesos por dólar con una depreciación de 1.8 por ciento en relación al día anterior. Superior al 1.5 por ciento establecido por la Comisión de Cambios, formada por la Secretaría de Hacienda y el Banco de México para activar las subastas. Esta es la primera subasta del año y la segunda para restablecer el mecanismo del 8 de diciembre de 2014, a fin de que hubiese liquidez usando las reservas internacionales.

Así se suman 400 millones de dólares de las reservas internacionales para contener la depreciación del tipo de cambio, ya que se acentuó la volatilidad en los mercados internacionales. Se espera que la Reserva Federal de Estados Unidos suba sus tasas de interés. Se suponía (Banorte-Ixe no descarta posibilidades de ajustes) lo mismo en el monto o en la fórmula para determinar el tipo de cambio mínimo, que dará lugar a una próxima subasta de 15.6414 por dólar. 1.6 por ciento mayor a valor teórico de 15.3961 de no haber habido  la subasta. Temprano ayer la moneda nacional presentó su nivel más bajo en seis años.

Los datos de la nómina no agrícola en Estados Unidos, que trascendió expectativas fomentó la especulación sobre la política monetaria de la reserva federal y la inminente alza de tasas.

El dólar se vigorizó por la creación de 230 mil empleos y se reportaron 295 mil en febrero; estos logros estadunidenses menoscabaron otras divisas, como el real brasileño, que fue la mayor perdedora que acumuló una depreciación de 7.27 por ciento y cotizó alrededor de 3.0640 reales por dólar.

La determinación de las consecuencias en México son onerosas, pues al ser dependiente de la economía con Estados Unidos y realizar los comercios y negocios principales con dólares es de temerse mayor pobreza, desempleo y violencias correlativas.