Vivir el día

El caballero ‘La Tuta’

Entre confusiones y alharacas oficiales se logró la aprehensión de Servando Gómez, La Tuta. Se le ha considerado “el criminal más buscado en todo México”, según el secretario Miguel Osorio Chong. El regocijo federal por la captura llegó al extremo de desmañanar al Presidente en una llamada a las 4 de la madrugada.

La trascendencia del suceso llegó a la directora de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) y habló de un “operativo exitoso”. Lo que ocurrió es que el habilidoso criminal, muy autista, no se guardó las ganas de festejar su cumpleaños, y esto propició que fuese detenido con 11 de sus cómplices. La garras de estos detenidos eran un lanzagranadas, cuatro armas largas, una Uzi, siete armas cortas, dos cargadores de disco, tres tubos silenciadores, cocaína, tres vehículos, ropa táctica judicial, aparatos de comunicación y trípticos de una organización autodenominada Los caballeros templarios.

Según registro de MILENIO, este maestro normalista se convirtió en un líder de la organización delictiva La Familia michoacana. Por supuesto se habla de nexos con gente como Julio César Godoy, a quien apoyó para ser diputado en 2009. Su egocentrismo le lleva a fundar Los caballeros templarios, después de que disputó el control de La Familia. Asociado y rijoso con otras bandas, dijo que no estaba relacionado con los policías comunitarios. Él alega que éstos están bajo mando del cártel de Jalisco Nueva Generación. Su importancia como presa policiaca le llevó a ser tasado con una recompensa de 30 millones de pesos.

Perverso y muy narcisista, tenía como práctica ser grabado. Y así presentó videos, como por ejemplo, el encuentro entre La Tuta y Rodrigo Vallejo Mora, hijo menor del gobernador Fausto Vallejo. Pero ya desde septiembre el comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, declaró que el criminal estaba ya a salto de mata.

Habrá que ver la secuela, pues se le considera, desde 2011, un vínculo con Jesús Reyna, el gobernador interino de Michoacán. Con Delia Santana, ex alcaldesa de Huetamo; con Arquímedes Oseguera, ex alcalde de Lázaro Cárdenas; con Juan Hernández, ex edil de Águila; con Julio César Godoy, diputado federal del PRD, y con Fausto Vallejo, ex gobernador de Michoacán.

Así que eso es un lío de complejidades e involucramientos que deberían ir para largo, y quizá desentrañar y saber cómo Michoacán es uno de los varios territorios señoreados por la criminalidad muy organizada. Entre lo raro e incomprendido está la salida de Jesús  Murillo Karam de la PGR. A saber.