Vivir el día

Quesillo de bola

Es una de las delicias de la cocina magnífica de los oaxaqueños, y que, según afirmaciones, no está al alcance fácil de lugareños y visitantes. Las violencias y los cierres de carreteras han impedido que en muchas partes haya comestibles. Malos tiempos en esa y otras regiones mexicanas.

Según empresarios y gobernantes, la carencia alimentaria y los trabajos habituales han sido muy vulnerados, y está en riesgo la presentación de otra delicia: la Guelaguetza. Los maestros niegan que los males denunciados sean verídicos.

Con rezago, el gobierno federal, por voz de su secretario de Gobernación, ya consideró que se agotó el tiempo para consentir el cierre de carreteras. La belicosa sección 22 levantó los cierres en 20 puntos, pero no en varios de los accesos principales en regiones de la mayor trascendencia.

Los combatientes sindicalistas vociferan que la situación no es de la gravedad que se ha divulgado. Los rebeldes no consideran los daños muy nocivos, particularmente en la industria y distribución de bienes farmacéuticos.

Se ha divulgado que los inconformes han logrado la compañía y simpatía de padres de familia y otros grupos. Morena ya se colgó a la disidencia. Isidoro Yescas expresó aquí ayer que esta revuelta es parte de conflictos recurrentes que vienen desde los años 70. También el politólogo considera que la presencia crónica de la guerrilla es otro elemento para la ya muy añejada conflictiva que se tornó de vigencia permanente.

La afamada sección 22 del SNTE, integrada a la  Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, va a sesionar para definir su activismo. La vinculación con los discrepantes no es solamente estatal, sino que recabó seguimiento de facto de sus semejantes de Tabasco, que han cerrado tres vialidades. En Chiapas, Guerrero, Michoacán, Nuevo León y Ciudad de México ha habido expresiones solidarias.

Y así, no se cree que esta inquietud, más que vehemente, onerosa para todos, tenga un final inmediato. Por el contrario, la solicitud de la derogación de la reforma educativa iría para muchos meses, si es que en verdad se cumpliese.

Con la decisión de no revocar la Ley Nacional Educativa, las evidencias inmediatas hacen saber que Oaxaca se integra a la coalición, ahora voluntaria, del magisterio nacional. De esta parte del magisterio básico en el país. Según las decisiones de los miembros actuales de la sección 22, y la firmeza federal, es de aflicción que el conflicto será más sangriento y lesivo.