Vivir el día

Marchismo-Leninismo

No se apaciguan la condición y las relaciones que han suscitado demandas y belicosidades de la ya afamada sección 22, de la no menos afamada Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. La fama no es necesariamente originada por la condición de estos profesores.

Hasta hace unas semanas no había una confrontación cabal con esa fracción del magisterio disidente, sino hasta la reestructuración del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca y sus posibles reincorporaciones de maestros, a pesar de que uno de cada cinco miembros del Ieepo tenía hasta cinco plazas. Afortunadamente, esta institución ha sido retomada por las autoridades académicas. Su director, Moisés Robles, advirtió que no se tolerarán más aviadores dentro de la administración pública, de frente van a depurar.

La ilegalidad y la inmoralidad en el Ieepo, la ilegalidad, son francamente asombrosas y repudiables, como lo evidencia al menos uno de cada cinco profesores o trabajadores, es decir, 200 de 2 mil 200 trabajadores de la disidencia magisterial, lucraba con plazas administrativas. Al mismo tiempo, ostentaban o usurpaban, uno y hasta cuatro espacios de docente, a lo largo de todo el estado. Ya el gobierno estatal, dirigido por Gabino Cué, hizo saber que mañana se reunirá el mandatario con el secretario general de la sección 22, Rubén Nuñez, y le hará saber el proceso de reestructuración del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca.

Cué declaró que también acudirá con la Comisión Política del gremio, pero que no va a negociar el decreto, porque no hay marcha atrás. El gobernador también declaró que la mesa de diálogo no obedece a las presiones de las marchas de la disidencia magisterial; y el encuentro será hecho público inmediatamente.

Por supuesto, Cué invoca su afán, lo que importa es el rescate de la educación, y propone una gran alianza. De manera que la toma de posiciones del gobierno está clara y será motivo de confrontación. Rotundamente, el gobernador aseveró: “No estamos en un proceso de negociación de un diálogo petitorio, ellos pidieron diálogo y lo habrá, pero sin chantajes ni presiones”.

La sección 22 anunció otra marcha masiva estatal para protestar contra el decreto que promulgó el gobierno local de disolver el Ieepo. Así que se mantiene la vigencia del recurso de disidentes aquí y allá: el marchismo-leninismo. De suerte que las presiones subsisten; por ejemplo, la posibilidad de no iniciar el ciclo escolar 2015-2016, pues sostienen que no hay condiciones para hacerlo.