Vivir el día

Desaparecidos

Puntualmente se replica y define la evidencia de que estas ausencias forzadas que estiman los federales mexicanos son de años.

Sí, sí hay desparecidos, admite el Presidente de la República. Pero no son tantos al punto de que pueda afirmar que llegan a ser un fenómeno generalizado. Replica así el gobierno mexicano al Comité contra la Desaparición Forzada de la Organización de las Naciones Unidas.

Se había demandado que se afrontase la vastedad de atención a lo que se considera correlativo a las desapariciones: la impunidad. Existen 239 averiguaciones previas por desaparición forzada, conforme a denuncias presentadas ante la Procuraduría General de la República. No se ha consignado ningún expediente por tal delito, de lo que desprenden que “no existen inculpados que hayan recibido sentencia condenatoria”.

La Coordinación General de la Investigación de la PGR comunica que con “un total de 286 indagatorias, de las cuales son 252 previas, se investiga la desaparición de 429, y el resto son por diversos delitos como homicidios, abuso de autoridad, privación ilegal de la libertad, entre otros… Estas 252 averiguaciones previas por desaparición forzada no forman parte del total de averiguaciones previas reportadas en su respuesta 11, por haberse iniciado en un periodo anterior a 2006” y tampoco están vinculadas a las averiguaciones previas abiertas desde 2007 en la unidad que se hizo cargo de las averiguaciones previas de la extinta Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado.

Puntualmente se replica y define la evidencia de que estas ausencias forzadas que estiman los federales mexicanos son de años atrás.

En 49 páginas se aducen, responden, a 24 preguntas a fin de que se den razones sobre el contexto jurídico, las acciones emprendidas y los empujones sobre el tema. Y, por supuesto, se repiten las fórmulas para justificar o justificarse.

El CDF de la Naciones Unidas ha señalado que México no ha cumplido a cabalidad con las directrices que aceptó en la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas Contra la Desaparición Forzada. No se guardaron recomendaciones. Primero demandó que se reconozca al comité, ya que “no es reconocida nuestra competencia para recibir y examinar comunicaciones individuales e interestatales”.

En segundo lugar, urgen al Estado mexicano para una ley general sobre la materia, y es que “las distintas jurisdicciones presentan desiguales niveles de cumplimiento de las obligaciones que establece la convención”. Es decir, no se mandan solos como signatarios los gobiernos de aquí mero. Por más que hay iniciativas de ley, recomendaron diseñar la ley con cuatro lineamientos: prevención, investigación, juzgamiento y sanción.