Cortando rábanos

El otro túnel del Chapo

Desde el domingo fue noticia la supuesta fuga de El Chapo Guzmán. Como todos saben, es la segunda vez que Joaquín Guzmán Loera logra “escapar” de una cárcel de máxima seguridad. Francamente inverosímil resulta esa historia del túnel, a kilómetro y medio de distancia, que “no tenía permiso de obra” y se hizo en secreto.

Una historia a lo “Sueños de Fuga” o “El conde de Montecristo”. A mi parecer, se trata de un gran montaje en el que lo único que queda claro es que el pinole sigue siendo de los que más saliva tienen y que la justicia en México es un asunto de ceros en la cuenta. Gran simpatía despertó entre la gente el que empieza a ser conocido como el Houdini de Sinaloa.

Y en versiones inversamente proporcionales se forja la leyenda del Capo y se derrumba la endeble credibilidad en las instituciones de seguridad y justicia mexicanas. Nada raro a estas alturas del sexenio.


 
Porque acá los policías

tienen muy bajo salario,

porque se ha vuelto un calvario

sobrevivir día a día,

porque invierte su energía

Enrique en verse muy guapo

“déjenme a mí, yo lo atrapo”

dice desde el extranjero

por el túnel del dinero

por allí se fugó El Chapo.



Por el fraude electoral

que vuelve cada sexenio,

porque ya han hecho un convenio

con el narco y huele mal.

La Readaptación Social

es un mal chiste, un gazapo,

porque la cárcel a un Capo

no le sirve ni de adorno,

por el túnel del soborno

por allí se fugó El Chapo.



Por la ambición desmedida

que gobierna la política,

porque se calla a la crítica

o se le quita la vida,

porque aquí, el que se descuida,

recibe más de un sopapo,

más que príncipe fue un sapo

 el que besó a la justicia,

 escarbando en la codicia

por allí se fugó El Chapo.



Porque en México la transa

tiene más voz que la ley

y aunque va desnudo el rey

salió sin pagar la fianza.

“El que no transa no avanza

—pensó— por eso me escapo”

montó un caballo de trapo

sin cadenas ni grilletes

e hizo un túnel de billetes:

por allí se fugó El Chapo.



 cortandorabanos@yahoo.com