Cortando rábanos

Un ejemplo de congruencia

Pocas semanas después de que nos dejara su colega y amigo Vicente Leñero, murió don Julio Scherer García, figura fundamental del periodismo en México. Defensor incansable de la libertad de expresión, Julio Scherer creció en permanente contacto con las prensas: antes de cumplir 18 años ya había obtenido su primer empleo como mandadero en el periódico Excélsior, diario del que llegaría a ser reportero y más tarde director. La historia es de sobra conocida: en 1976, tras un conflicto con el entonces presidente Luis Echeverría, Scherer salió de Excélsior y fundó la revista PROCESO, un semanario de mirada crítica ante el poder y un medio sin el que sería incomprensible la vida política en el México contemporáneo. Van para don Julio estos versos, descanse en paz. 

Voz del México profundo y espejo de la política con una mirada crítica para México y el mundo, el periodismo rotundo y el compromiso hasta el hueso en el mismo medio impreso son valores que se esgrimen y el papel donde se imprimen las páginas de PROCESO 

Ni rojo, ni amarillista, PROCESO es nuestra conciencia y ejemplo de resistencia para cualquier periodista. Mucho más que una revista de banal publicación hoy PROCESO es un bastión contra el abuso y la transa y en sus páginas descansa la libertad de expresión 
Fundamenta, la verdad,  el derecho a disentir y el coraje de escribir sin miedo a la adversidad. El valor, la dignidad, no se practican un día PROCESO es la biografía de México, en voz de un hombre, la congruencia tiene un nombre: don Julio Scherer García. 


cortandorabanos@yahoo.com