Cortando rábanos

Un día en Ayotzinapa

Justo a los seis meses de la desaparición de los estudiantes de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos, un gran trabajo periodístico realizado por Rafael Rangel se exhibe en la Sala 10 de la Cineteca Nacional. “Un día en Ayotzinapa” muestra las condiciones en las que vivían (y viven aún) decenas de muchachos estudiantes (y campesinos en el país).    

Más aún, el documental muestra a los jóvenes de la Isidro Burgos como dignos representantes del México profundo que va configurando una conciencia crítica en los ámbitos más diversos. Alerta: algo debe cambiar cuando cientos de estudiantes campesinos tienen que dormir en el suelo y los Magistrados de la Suprema Corte de (in)justicia ganan más de cuatro mil veces el salario mínimo cada mes. Yo con Ayotzinapa.


Seis meses de preguntar

sin recibir las respuestas

seis meses ya de protestas

que no quieren escuchar.

Seis meses van de gritar

fuerte nuestra indignación

seis meses sin solución

frente a un muro

indiferente

yo tengo un rostro en

la mente:

Julio César Mondragón



Seis meses de negligencia

porque el Estado especula

que si el incendio en Cocula

que si hay que tener

paciencia.

Seis meses que la conciencia

de la sociedad aflora

de Yucatán a Sonora

y de El Bajío hasta el Istmo

 todos somos uno mismo:

somos Alexander Mora



Seis meses van de un dolor

clavado en nuestra memoria,

seis meses de hacer historia

buscando un país mejor.

Sin Ángel Campos Cantor,

sin Jovany, sin Gaspar,

seis meses de preguntar

 por Jorge Aníbal, por Carlos,

seis meses ya de buscarlos

sin poderlos encontrar



Seis meses de oscuridad,

de pasar lista al vacío,

seis meses de escalofrío

sin conocer la verdad.

Seis meses de hostilidad,

de sangre que el suelo

empapa,

del poder que se agazapa

oculto en su madriguera,

pero hoy termina la espera:

toca el turno a Ayotzinapa.


cortandorabanos@yahoo.com