Cortando rábanos

No te calles

México es uno de los países con más alto nivel de violencia de género en el mundo. No son sólo los comentarios machistas de Julión Álvarez, son miles de violaciones y feminicidios sin que haya acción legal definitiva en contra de los culpables.

Ayer, cientos de miles de mujeres y hombres salieron a las calles a manifestarse por su derecho a vivir libres de acoso. La semana pasada, tres víctimas recientes iniciaron la campaña #NoTeCalles, en la que invitan a las mujeres a denunciar públicamente a sus agresores. Es necesario ponerle nombre al problema y ponerle nombre también a la solución. Van mis versos solidarios:


Me llamo preocupación
de salir sola a la calle,
me llamo mano en el talle
puesta sin mi aprobación.
Me llamo televisión
de bajísimo nivel,
me llamo miedo en la piel
pero palabra valiente
y soy más que un expediente
me llamo Andrea Noel.

Me llamo roja estadística,
feminicidio que aumenta,
me llamo muerte violenta
también desde la lingüística.
Me llamo protesta artística
y víctima en El Danubio,
me llamo injusto diluvio
de acusaciones sexistas:
soy más que una feminista
me llamo Yakiri Rubio.

Me llamo impune delito,
justicia que da la espalda
me llamo mujer, no falda,
y NO ES NO, te lo repito.
Me llamo potente grito
que enfrenta a los peces grandes,
del Río Bravo a los Andes
me llamo No a la Censura,
soy más que una travesura
me llamo Daphne Fernández.

Me llamo voz que protesta
más allá del trapeador

silencio del agresor
y acusación sin respuesta.
Me llamo suma, no resta,
soy tierna y también soy brava,
me llamo libre, no esclava,
no soy flor que se deshoja
ni foto en la nota roja
me llamo Gabriela Nava.

La violación no es un chiste
es tema de vida o muerte
es necesario hablar fuerte
decir que el abuso existe.
Si alguna vez lo viviste
en tu casa o en las calles
no es preciso dar detalles,
para hacer la diferencia
ponle nombre a la violencia
y alza la voz: #NoTeCalles.

 


cortandorabanos@yahoo.com