Cortando rábanos

El buscapiés en la UV

En Veracruz dicen que cuando suena “El Buscapiés” en un fandango, hay que estar muy atentos a los bailadores: aunque todos se vean muy normales, uno de ellos tendrá patas de cabra o de gallo.

Ni qué dudarlo, es el demonio. Van estos versos para lAs más de 15 mil personas que, tan sólo en Xalapa, salieron este fin de semana a defender el presupuesto de la Universidad Veracruzana a quien el gobierno estatal le debe más de dos mil millones de pesos. Hacer cuentas con el gobierno es peor que bailar con el diablo.

 

Hoy, la UV nos necesita,

no mañana, ni después.

Me baño en agua bendita

y olvido la timidez

para cantar, señorita,

este son del buscapiés.

 

Que la deuda con la UV

son más de dos mil millones,

que salieron respondones

sus muchachos, bien se ve.

Quitarle un dulce a un bebé

puede crear torbellinos

y a los gobiernos mezquinos

las cuentas se les voltearon

porque ellos sí se robaron

más que frutsis y pingüinos.

 

Disculpen si los molesto:

quiere saber mi jarana

¿dónde quedó el presupuesto

del que el gobierno se ufana?

Yo a chanchuyos no me presto

¡Soy de la Veracruzana!

 

Coatzacoalcos, Poza Rica,

Xalapa y Minatitlán

encabritados están

y su enojo bien se explica.

La Universidad no abdica,

busca sortear el embrujo,

navegar a contraflujo

con la ciencia como faro,

pero que quede bien claro:

la educación no es un lujo.

 

Gloria al Padre, Gloria al Hijo,

Gloria al Espíritu Santo,

pregúntenle a Duarte cuánto

se llevó (nunca lo dijo).

Yo en los zapatos me fijo,

no estoy en busca de un cuerno,

si un calor del mismo infierno

allá en Veracruz se sufre

no es raro que huela a azufre

el Palacio de Gobierno.


cortandorabanos@yahoo.com