Cortando rábanos

Poniatowska: el lado B de la historia

Imposible pasar la vida literaria y política del México contemporáneo sin referirnos a Elena Poniatowska. Interlocutora de grandes voces como García Márquez, Carlos Monsiváis o José Emilio Pacheco, la Princesa Roja ha sido una de las más fructíferas periodistas y narradoras del México actual.

De La noche de Tlatelolco a El tren Pasa Primero, su obsesión ha sido narrar las historias que otros tratan de olvidar. Laureada con el Premio Cervantes en 2013, hoy está llegando a los 83 años. Van estos rábanos con admiración para ella: 



Por las páginas escritas

y las voces escuchadas,

por las obras publicadas

Luz y luna, las lunitas,

Gaby Brimmer, La Adelita,

Domingo 7, Leonora,

por ser la interlocutora

del México zapatista, 

por la incansable cronista

y también por la escritora



Por las voces del temblor

que en Nada, nadie se

escuchan,

por las cuartillas que luchan

por un México mejor.

Por el terrible dolor

de esa herida aún sangrante

por ser voz del estudiante

esa noche en Tlatelolco

porque no han sufrido poco

y escribirlo es importante



Porque la tinta es espejo

leyendo De Noche Vienes,

por ponerle vía a los trenes

para Demetrio Vallejo.

Por jugarse alma y pellejo

cuando el Zócalo lo pide

por impedir que se oxide

la voz del Güero Medrano

y lograr que no sea en vano

su lucha y que no se olvide



Hojas de papel volando,

El Paseo de la Reforma,

porque el mundo se transforma

conforme se va narrando.

Por una vida contando

nuestro país, nuestra escena,

porque en tus libros resuena

el lado B de la Historia,

por ser voz, tinta y memoria,

te damos gracias, Elena. 



cortandorabanos@yahoo.com