Cortando rábanos

México no será el mismo

La muerte del maestro Vicente Leñero es sin duda una gran pérdida para el país. No sólo se va un gran dramaturgo y novelista; perdemos también a una de nuestras voces más críticas en un momento clave. Todos saben que, con su Olivetti, Leñero dominaba casi cualquier área de la letra: guiones de teatro y de cine, entrevistas, cuento, crónica, ensayo. Yo lo conocí en Torreón, en 1998, en el Teatro Isauro Martínez a donde vino un fin de semana para dar un taller de dramaturgia. Me impresionaron su humor, su puntualidad y su rigor para el trabajo. Después tuve la fortuna de convivir con él algunas veces más. En 2008 fui a verlo a su casa para contarle que me habían dado un premio de Bellas Artes por El vuelo de Cliserio, mi primer obra de teatro, y que ya había salido publicada. Sólo me dijo: “No vale, te tardaste mucho ¿Qué estás escribiendo ahorita?”. Aficionado al ajedrez y al beisbol, seguramente el maestro andará ya peloteando en mejores campos. Por cierto, ya estamos también en twitter como @Frino_B
México no será el mismoel taxímetro está en cero:se fue Vicente Leñeromaestro del periodismo.La vida es un silogismo,un camino al anfiteatro, la muerte nos puso un cuatrocortándonos de raízlo mejor de este paísen la novela y el teatro
El juicio, Los albañiles,El crimen del Padre Amaro,la muerte nos cobró caro,nos dio en el talón de Aquiles.Entre sus manos sutilespuso al maestro en su listareescribió “Los Periodistas”,“La inocencia de este mundo”y le dio un final rotundoa la trama del guionista
La zurda de Valenzuela,un enroque de ajedrez,un atajo a la niñez: temas para una novela.Los recuerdos de la abuelase mezclan en el tablero,a su mejor jardineroha perdido el periodismo,México no será el mismosin don Vicente Leñero. 


cortandorabanos@yahoo.com