Cortando rábanos

Calaveras 2015

Aunque es cierto que los mexicanos vemos a la muerte de frente, la festejamos y hasta nos emborrachamos con ella, mal haríamos en acostumbrarnos a dejar que se invoque su nombre y su presencia en las aulas, en los mercados o en los parques.

Celebremos al personaje popular, pero no le demos tregua a quienes traicionan la vida. Comparto mis calaveras de este año, consciente de que el humor es otro registro de la indignación.

Nos vemos en facebook como Frino Ab y en Twitter como Frino_b:



Ya hace mucho que el PRI huele

a inodolente ineptitud,

por más que salga en la tele

con una “nueva actitud”

a ese muerto no me duele

echarlo en el ataúd.



De una rara enfermedad

llegó Azcárraga al panteón,

la calaca, sin piedad,

lo condenó en su cajón

a pasar la eternidad

viendo su programación.



Cuando estaba en cautiverio

El Chapo se rompió el cráneo,

su muerte es todo un misterio

del mundo contemporáneo

pues huyó del cementerio

por un túnel subterráneo.



En una ronda nocturna

la patrulla fronteriza

le disparó a una figura

que confundió por las prisas;

Donald Trump llenó las urnas

no de votos, de cenizas.



Hay un cadáver completo

pidiendo que lo superen;

La Parca rompió el secreto

para que todos se enteren

de que a Enrique Peña Nieto

ni los gusanos lo quieren.



Cuando murió la Gaviota

se le revirtió el deseo:

La Calaca, muy patriota,

sentenció sin titubeo:

 “para siempre, en tu casota, 

tendrás que hacer el aseo”.



EPÍLOGO:


A Los Pinos fue la muerte

a fines del mes pasado

de justicia tenía sed

por eso dejó pintado

muy grande en una pared:

“Sabemos que fue el Estado”



A Los Pinos fue La Muerte

muy silenciosos los pies,

y un mensaje al presidente

le escribió con nitidez

es un grafitti que advierte

“Nos faltan 43”. 



cortandorabanos@yahoo.com