2016

Para el gobierno federal, los principales temas a resolver seguirán siendo, el de la credibilidad y el del retroceso en materia de derechos humanos. La fuerza del gobierno se concentrará en cinco frentes. El primero, detener la caída de la imagen del Presidente. El segundo, el relacionado con las finanzas; debe lidiar con la merma en los ingresos y por ende, en el recorte de los egresos; a su vez, hay señales de alerta en cuestión de déficit fiscal. El tercer frente es el entorno económico internacional y la presión cambiaria, que le añaden variables cuyos efectos podrían afectar el equilibrio económico. El cuarto tema, es el de la seguridad y la aplicación de justicia. Y el quinto, el movimiento magisterial.

El 2016 será un año electoral. Se renovarán doce gubernaturas, de las cuales, el Partido de la Revolución Democrática y el Partido Acción Nacional, prefiguran una alianza electoral en diversas entidades. Los antagonistas históricos sucumben nuevamente al pragmatismo.

El gran reto de este año electoral correrá a cargo del INE. Habrá que seguir con lupa su capacidad de reacción y sobre todo, de hacer valer la ley. La tibieza con que el INE actuó respecto a las reiteradas violaciones a la ley electoral por parte del PVEM, sentó un mal precedente.

Después de las elecciones que se realizarán en el mes de junio, tendremos un nuevo mapa electoral; a partir de entonces, los partidos sabrán dónde están parados y de dónde deberán partir para diseñar sus estrategias de cara a los comicios del año 2018.

Quizá el 2016 sea el año que comience una de las grandes revoluciones culturales del país. El debate, ya en curso, sobre el uso medicinal de la mariguana, es un parte aguas para que, a mediano plazo, se exploren soluciones más amplias sobre un tema que, hasta ahora, se ha ceñido exclusivamente a una visión policial. Necesitamos avanzar hacia el pleno reconocimiento del derecho al uso lúdico y con ello, plantear alternativas de regulación, producción, distribución, venta. De igual forma, redefinir el asunto desde un enfoque de salud pública.

La visita del Papa Francisco, será sin duda, uno de los eventos más importantes de la agenda nacional. Se ha especulado mucho sobre la posible agenda del prelado. Algunos temen que haga señalamientos en materia de derechos humanos; otros ven su visita como una suerte de tanque de oxigeno para el movimiento de los padres de los 43 alumnos desaparecidos. Habrá que estar atentos a los mensajes del pontífice. Mientras tanto, que Dios o el Diablo, nos agarren confesados.


franklozanodelreal@gmail.com