Somos polvo de estrellas

Las estrellas fabrican elementos. Dentro del Sol, nuestra estrella, se están fundiendo átomos de hidrógeno para formar átomos de helio, los cuales se funden con otros para crear elementos más pesados.

Esta fusión atómica libera enormes cantidades de energía que llegan a nuestro planeta y hacen posible la vida. A partir del elemento más simple, el hidrógeno, se crea todo lo demás, incluido el carbono que es la base de todos los seres vivos conocidos.

Nuestro sistema solar se formó a partir de polvo de estrellas. Todo cuanto hay en él viene de soles muertos hace mucho tiempo. Un tiempo sideral. Cuando a una estrella se le acaba el combustible, es decir, el hidrógeno, la fusión continúa formando elementos más pesados.

Esa estrella vieja eventualmente crecerá y explotará en una supernova. En esa explosión se forman otros elementos mediante procesos complejos al capturar protones, neutrones o al partirse en otros elementos. Es en uno de estos procesos complejos que se crea el codiciado oro, por ejemplo.

Pero si todo lo que hay se generó en las estrellas eso significa que nosotros, usted y yo, estamos hechos de polvo de estrellas. Tal y como lo dijo Joni Mitchell en la rola que celebra al festival de Woodstock.

De hecho, ese concepto lo oí, antes que de la voz de cantantes de rock, en la voz de mi padre. El curso de bioquímica que daba en la Facultad de Medicina, iniciaba con el origen del universo y la formación de todo cuanto hay en él lo que lo llevaba a una conclusión tan poética como desconcertante la primera vez que se oye: somos polvo de estrellas.Grandes divulgadores de la ciencia han llevado el concepto a un escalón poético más exaltado: somos el universo tomando conciencia de sí mismo.

Me gusta la frase pues explica la conexión íntima entre lo estudiado y el estudioso.Pero esta es también una manera de ver al creciente movimiento ambientalista, el más grande movimiento que haya conocido la humanidad. Somos universo y planeta, estamos hechos de átomos que antes fueron hojas de pasto o dulces aguas del Nazas.

Átomos que más antes fueron polvo de estrellas. Somos el universo despertando de la pesadilla para rescatar esa maravilla, ese milagro profundo que es la vida en la Tierra. 


twitter.com/fvaldesp