Seis años rodando

El domingo pasado Ruedas del Desierto cumplió seis años. Cuando empezamos a pedalear ni imaginábamos a donde llegaríamos.

Esa tarde calurosa -como son las tardes de mayo- Cristy, Jorge, Raquel, Cofiño, José, Saúl y su esposa, Miguel, Oscar, José Luis, Eduardo, y los dos Mauricios empezamos convencidos que la bici contiene la solución a muchos de los problemas que nos aquejan.

De entrada, todos los problemas que el coche nos causa: el sedentarismo, la inseguridad vial, la contaminación, los congestionamientos. También los problemas de salud pública como la obesidad, la diabetes, la hipertensión y las múltiples neurosis de la vida urbana moderna. 

Estos días la OCDE nos ha recordado que nuestro país es el segundo más obeso de los que la conforman. Sólo nos ganan, por poco, los Estados Unidos de América. Allá, el 38.2% de las personas de 15 años de edad o más son obesas. Acá, el 32.4%. En Italia es el 10.3%, en Corea del Sur el 5.3%, en Japón el 3.7%. Entre los muchos factores que confluyen para hacer a una persona obesa -como la herencia y la comida procesada- destaca la falta de ejercicio y es ahí donde la bicicleta puede tener una influencia. Es un ejercicio aeróbico, relativamente suave y amable con las articulaciones. Disipa el sentimiento de aislamiento y la depresión que se deriva de él, especialmente en los adultos mayores.

Pero aquella tarde calurosa de mayo de 2011 se nos escapó el papel que la bicicleta puede jugar en lo que era entonces nuestro mayor problema: la inseguridad pública y el terror que nos mantenía aislados y encerrados. Fue la bici la que nos juntó y la que empezó a convocar a un número creciente de mujeres, hombres, niñas y niños de esea Laguna flagelada. Y al encontrarnos en la calle, perfectos desconocidos, encontramos gente buena, divertida, entusiasta, amable y compasiva. Un descubrimiento que nos hizo perder el miedo, salir a las calles y a las plazas. Los sitios públicos que deben ser siempre el teatro de la vida de quienes habitamos las ciudades. 


twitter/fvaldesp