Parqueando

En los casi 9 años que viví en la Ciudad de México aprendí que una cosa es cierta: el capitalino ama a su coche. Las conversaciones, las largas horas de domingo lavándolo y encerándolo, la obsesión por tener un coche cuyo precio se escapa a las posibilidades de uno son indicios de una patología cochícola que sigue afectando -tanto hoy como hace 40 años- a la ciudad más grande de México. Aunque hayan sido otros los motivos, la celebración del Día Mundial sin Coche podía haber sido hecha a la medida de la obsesión motorizada del defeño. Esta fiesta, que se celebra el 22 de septiembre, es una convocatoria a una reflexión colectiva sobre el grado en que el coche afecta nuestras vidas. En diversas ciudades europeas y algunas de Sudamérica las propias autoridades se involucran en la celebración e impiden el paso de los coches por las avenidas emblemáticas y céntricas de la ciudad. El alcalde mismo omite el uso del vehículo de motor ese día y los medios impresos y electrónicos dan cuenta de la jornada.En La Laguna, desde sus inicios, Ruedas del Desierto se ha involucrado en estas celebraciones desde la trinchera ciudadana. En 2013 por ejemplo, le regalamos a la ciudad un nuevo carril bici en la Calzada Colón. La sociedad lagunera -y los individuos que la conforman- debe reflexionar y valorar aquello que esta dejando de vivir, de sentir y de gozar por la omnipresencia del vehículo de motor en nuestras vidas y, en demasiadas ocasiones, en nuestras muertes.En esta ocasión, diversas organizaciones de la sociedad civil de México y de muchos países, hemos elegido el viernes 19 de septiembre de 2014 para invitar a la ciudadanía a participar en el Día Mundial Sin Auto con la actividad “Parque-ando” (conocida en el mundo  angloparlante como “Park-ing Day”). En Parqueando, cada año, ciudadanos, artistas y activistas en más de 160 ciudades del mundo transforman temporalmente espacios de estacionamiento de autos en espacios públicos para el disfrute de la gente. Ruedas del Desierto, integrante de la Red Nacional de Ciclismo Urbano (BICIRED), hizo un parque de bolsillo en dos cajones de estacionamiento de la Avenida Juárez para invitar a la ciudadanía a acercarse y disfrutar de los diversos usos que pueden darse a los espacios que cotidianamente destinamos al estacionamiento. Nuestro espacio de Parqueando estuvo activo de las 8 de la mañana a las dos de la tarde, en la esquina de Juárez y Valdez Carrillo. Fue una agradabilísima sorpresa ver que un grupo de estudiantes y maestros del Tec de Monterrey hicieron sus propias intervenciones en el Mercado Juárez y en el estacionamiento de una cafetería. Sus instalaciones derrocharon inventiva y diseño creando espacios agradables y lúdicos que -me consta- atraían a la gente y les daba una chispa de gusto y humor que nunca les hubiera dado un coche estacionado.Quienes participamos en Parqueando buscamos llamar la atención sobre la necesidad de generar más espacios abiertos, mejorar la calidad de vida y promover el debate crítico sobre la forma en que el espacio público es otorgado de manera gratuita a los automovilistas. En un plano más amplio, buscamos también mostrar cómo serían nuestras ciudades, cómo se sentirían y como se escucharían sin tantos coches. En esta ocasión Parqueando sirvió para que los ciclistas del país denunciáramos la inexplicable omisión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de no incluir partida alguna en el proyecto del presupuesto federal 2015 para los peatones y los ciclistas a través de un Programa de Movilidad Urbana Sustentable. Con ello la SHCP incumple  flagrantemente el objetivo 4.9, dedicado a la infraestructura de transporte en el Plan Nacional de Desarrollo, excluyendo las necesidades de entre el 70 y el 80% de la población, es decir, de quienes a diario nos trasladamos sin autos por las ciudades mexicanas. Nuestra compañera Irene Limas de Ruedas del Desierto indicó que no es posible que otro año más peatones y ciclistas quedemos fuera del presupuesto a pesar de que es un compromiso en el Plan Nacional de Desarrollo. Refirmando la voluntad de lucha hasta que exista financiamiento de Hacienda para un Programa Nacional de Movilidad Urbana Sustentable. La misma Irene lanzó también un video reto al alcalde de Torreón y a otras personalidades para que este 22 de septiembre omitan el uso del coche cambiándolo por un medio sustentable (bici, patines, patinetas, pies) y de paso reflexionen sobre los otros modos de desplazarse que son invisibles desde el ambiente veloz, encerrado y refrigerado de un coche. Esperando que, aceptando el reto, sea el principio de un futuro cercano en el que términos como “Zonas 30”, “Tráfico calmado” o “Iniciativa cero” se conviertan en palabras corrientes en el léxico gubernamental. Quien quite. Se vale soñar.(con material de la Bicired)  


twitter/fvaldes