Con mano dura, las elecciones en el PRI estatal

En los próximos días, muy probablemente el día 15 del presente mes, se publicará la convocatoria que establezca las bases, términos y condiciones en que se tendrá que llevar a cabo la elección de la nueva dirigencia del Revolucionario Institucional en el Estado.

Tarde resulta la convocatoria, pues quien obtenga el triunfo, contará con muy poco tiempo para poder hacer los reacomodos y desarrollar su plan de trabajo, el quehacer político de todo partido u organización, requiere de suficiente tiempo que permita contender con verdaderas posibilidades en las elecciones constitucionales.

Por desgracia el problema no sólo radica en el factor tiempo, la dirigencia electa, tendrá que esperar que los resultados queden firmes, es decir, que termine el proceso de judicialización que con toda seguridad veremos en las elecciones de marras.

Además de lo anterior, el período y proceso de “sanación”, disminuye el tiempo real de trabajo de la futura dirigencia, la que tendrá que acercarse a los no favorecidos con los resultados, en búsqueda de unidad, que permita tener una  dirigencia y partido sólido.

El escenario no es muy halagüeño, por lo que el oficio político de la dirigencia entrante y apoyo del CEN del revolucionario Institucional, será un factor determinante para evitar incluso, que el resultado sea cuestionado legalmente, así como para tener el menor  número de heridos.

Los aspirantes son varios, aunque sólo algunos cuentan con posibilidades reales, los jóvenes Diputados locales Adrian Camacho Trejo Luna y Roberto Mauricio Vallejo Rábago, al parecer tendrán que esperar otros tiempos para aspirar a la presidencia del Partido Revolucionario Institucional en el Estado, e incluso todo parece indicar que ya desistieron de su propósito.

Jaime Martínez Tapia, de larga trayectoria en el tricolor y quien fuera operador de Juan Ignacio Torres Landa (qepd) en el pasado proceso electoral, es otro de los aspirantes a presidir el partido en el Estado y desde luego que cuenta con adeptos, habrá que esperar si le alcanza, o bien contemplar algún reacomodo con otros grupos en contienda.

Santiago García López, quien fuera líder del Sindicato de la Semarnat, contendió como candidato a Diputado Federal por el Distrito 14 correspondiente a Acámbaro Guanajuato, en las Elecciones de  Julio pasado, sin embargo, no pudo ganar dicho Distrito.

García López, ha dedicado más de 25 años a la Política Sindical, es abogado y aunque no es muy conocido dentro del priismo estatal, los apoyos del  Senador y Dirigente Nacional de la CNC Gerardo Sánchez García, así como del también Senador Miguel Ángel Chico Herrera y de la alcaldesa de León, Bárbara Botello, fortalecen su inminente candidatura.

Por otra parte y apoyado por el experimentado Diputado Federal Francisco Arroyo Vieyra, Francisco Alejandro Lara Rodríguez, es otro de los priistas que busca la dirigencia estatal del Partido Revolucionario Institucional.

De amplia trayectoria política, el abogado y notario público celayense, se prepara para contender por la dirigencia del tricolor, Lara Rodríguez, tiene a su favor el conocimiento que de su persona tienen los priistas del estado, ya que ha ocupado cargos, en distintas carteras.

Fue presidente del Comité Directivo Municipal del PRI en su natal Celaya, Secretario General del Directivo Estatal, Diputado Local, entre otros cargos partidistas.

Sin descartar a nadie, es probable que los dos finalistas sean el ex Líder Sindical  Santiago García López y el ex catedrático y ex presidente de los Notarios Públicos en el Estado, Francisco Alejandro Lara Rodríguez.

Falta poco tiempo para que esto se defina y esperamos, que por bien del partido sean elecciones transparentes, que se acepten los resultados y que quien no sea favorecido se sume sin regateos a fin de fortalecer al priismo Estatal.

Los tiempos han cambiado, ahora tenemos a nivel nacional una dirigencia sólida y fuerte que debe poner en cintura a quienes violenten con su actuar y  omisión los estatutos del partido, debe haber mano dura en estas elecciones, no se pueden permitir desaguisados.

No se trata de un intervencionismo desde el centro, con el respeto absoluto a la decisión de los priistas guanajuatenses, el CEN del PRI y sus órganos correspondientes, deben actuar en caso necesario, los tiempos de la confrontación, de la traición, deben terminar, aunque hay quienes dicen que el que traiciona una vez traiciona más veces.  

Quien quiera contender, debe aceptar desde el inicio las reglas del juego, los resultados y no debe judicializarlos, aunque es un derecho que no se puede negar, también es cierto que la mayoría de las veces sólo se hace para presionar políticamente.

Las tomas de partido, descalificaciones y agresiones, deben terminar, debemos dar vuelta a la hoja y asumir un proceso desde su convocatoria hasta su total  conclusión, con absoluta madurez, quien no esté dispuesto a ello, que no participe, no hay proceso limpio sólo cuando se gana. 

ftotrejo@gmail.com