Las grabaciones de Xóchitl Gálvez violan derechos humanos

Resulta que la ahora jefa de la delegación “Miguel Hidalgo” del antes Distrito Federal, ahora Ciudad de México, Xóchitl Gálvez, se encuentra en medio de diversas críticas por el uso de un aparato conocido como Periscope, con el cual, el llamado City Manager, de nombre Arne aus den Ruthen, sale a las calles a grabar al “mal ciudadano” que tira basura, no respeta los cajones para usuarios con capacidades diferentes, el que conduce ebrio, el prepotente, en fin, aquellos que violentan la ley.

Después de que son grabadas, son subidas a las redes sociales y en muchas ocasiones se hacen virales y los ciudadanos que son grabados reciben insultos y diversos calificativos, por ejemplo a la señora que tira basura en lugar prohibido, se le puso el mote en redes de: “Lady Basura”.

Varios ciudadanos que fueron grabados, presentaron su denuncia ante la Procuraduría de Derechos Humanos, quien inició la investigación correspondiente y está por emitir su dictamen, pero parece que vendrá en el sentido de recomendar a la Autoridad, se abstenga de seguir grabando y difundiendo las mismas en redes sociales.

Los ciudadanos inconformes alegan que la autoridad capitalina les violenta su derecho humano a la privacidad, al no dar su autorización para ser grabados y menos para difundir la misma.

Bajo su peculiar estilo Foxiano, refiere Xóchitl Gálvez, que las grabaciones se hacen solo cuando los ciudadanos están infringiendo la ley, es decir, cuando están en flagrancia y que por lo tanto no existe violación a sus derechos, además de que son unos carajos, esos malos ciudadanos.

Otro argumento igual de insostenible y que sólo evidencia la ignorancia de la política de marras, es el señalar que los derechos humanos de los demás ciudadanos son violentados por quien se queja de que lo graben.

Sostiene también, que no se transgreden derechos a quienes graban, pues en todo caso, quienes hacen virales los videos y quienes le dan en realidad publicidad son quienes hacen uso de su libertad de expresión en redes sociales.

La señora delegada argumenta a su favor, que con el famoso Periscope, se inhiben las malas conductas y que es la propia ciudadanía quien está logrando cambiar para bien las cosas en la delegación.

Es lamentable el desconocimiento de la jefa delegacional y de sus asesores en materia de derechos humanos, pues evidentemente está violentando su derecho a la privacidad o intimidad, al grabar y difundir su imagen sin autorización.

El artículo 12 de la Declaración Universal De Los Derechos Humanos, establece:

“Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.”

Evidentemente que en el caso que ahora nos ocupa, existe una violación manifiesta al derecho humano de privacidad por parte de la Autoridad, en este caso, de la delegación que encabeza Xóchitl Gálvez, pues no es posible que se grabe y difunda al infractor sin que este lo autorice.

La Autoridad, tiene otros mecanismos de sanción, pero no la de difundir la imagen del ciudadano realizando cualquier conducta, sea permitida o este al margen de la ley, en ambos casos existiría una violación manifiesta.

La Jefa, se niega a aceptar que estas grabaciones en flagrancia no vulneran los derechos de estos malos ciudadanos, señala que por el contrario con este tipo de “políticas”, los ciudadanos cambiaron para bien su conducta.

Agrega que no se meten con la privacidad de las personas, que las grabaciones las hacen en público, es decir en plazas y calles de la Delegación “Miguel Hidalgo”, lo cual resulta intrascendente desde nuestro punto de vista, ya que lo cierto es, la grabación y difusión sin consentimiento, que es el fondo del problema.

Hoy existen posturas en pro y en contra y habrá que esperar la decisión de la Comisión de Derechos Humanos, pero mucho nos ayudará hacer un análisis desde el punto de vista externo e interno.

Resulta lamentable, que sea la propia autoridad delegacional quien fomente y además violente el derecho humano a la privacidad y más aún que no quiera reconocerlo, sólo esperamos que tengan la prudencia de aceptar la resolución que se emita.

Será la Comisión Local de Derechos Humanos la que señale puntualmente si la Autoridad vulneró los derechos de esos ciudadanos y qué sanción habrá de imponerse.

Mucho trabajo y tiempo, pero sobre todo batallas de todo tipo, han costado en el mundo y en nuestro país, la declaración de reconocimiento a los derechos humanos, sobre todo su tutela y efectividad

Es condenable en cualquier parte del mundo, que para “solucionar” conductas que violentan la ley, se violente ésta, tratando de corregir la primera; es simplemente inadmisible.

La Señora delegada refiere que la ciudadanía está cansada de políticos deshonestos e incapaces, pero habrá que decirle, que también se es incapaz y deshonesto cuando se violentan los derechos humanos.

Habrá que imponer las sanciones que se encuentran previstas en la ley para cada determinado caso, esa es la obligación y facultad que tiene la Autoridad y no otra, pues ésta no puede hacer más lo que la ley le permite, en el ámbito de su competencia y funciones.

El desconocimiento de la ley no exonera al ciudadano de su cumplimiento, mucho menos a la autoridad.