En espera las candidaturas a la alcaldía del PRI y el PAN

Ya merito y ya merito, como en el cuento del Lobo y Caperucita y nada que se definen los candidatos, tanto azules como  tricolores, que buscan la postulación a la  Presidencia Municipal en nuestra ciudad y aunque digan lo contrario, están más enredados que nunca.

En el Partido Acción Nacional, los contendientes Éctor Jaime Ramírez Barba, Diego Sinuhe Rodríguez Vallejo, Mayra Enriquez Vanderkam y Juan Carlos Muñoz Márquez; así como las dirigencias, tanto local como estatal, estaban muy tranquilos y entre estos quedaría la candidatura.

Aunque el doctor Ramírez Barba se descartó aparentemente, sigue siendo una de las cartas más importantes del Partido Acción Nacional, al menos para el Gobernador Miguel Márquez Márquez.

Pero no contaban con la astucia del Ex Alcalde Ricardo Sheffield Padilla, quien con todo el colmillo retorcido, se apuntó y ahora se suma a los probables, lo cual en principio no tendría nada de extraordinario, sino fuera porque la Dirigencia Nacional será quien aparentemente defina al abanderado albiazul.

El otrora edil leonés, cimbró no sólo a los aspirantes, la propia militancia y consejeros no lo pueden creer, sin embargo, no se puede negar la estrecha relación entre Sheffield Padilla y los dirigentes nacionales.

En este escenario y dadas las condiciones actuales, bien pude colarse y representar al PAN en los próximos comicios a la Presidencia Municipal, lo que representaría un duro golpe a panismo en esta ciudad e incluso en el Estado.

Recordemos que cuando se filtró el nombre de Ricardo Sheffield como probable, fueron sus propios correligionarios quienes se manifestaron en contra, incluso fueron reprendidos por la dirigencia.

Independientemente del desenlace que se tenga, Sheffield Padilla saldrá ganando, pues no se quedará con las manos vacías y algo logrará en lo personal o para su grupo, generando en cualquier escenario desencanto interno.

En el Revolucionario Institucional, no cantan mal las rancheras y la definición del candidato a la alcaldía, cada vez que se aproxima, más se aleja y se pospone, se dice que ahora sí en esta semana, incluso es probable que al aparecer esta nota ya exista una definición al respecto.  

Al igual que los azules, es posible que en el PRI, estiren la liga lo más posible y esperen respectivamente hasta el último momento legal para la definición, lo que evidentemente significa un mayor desgaste, pues se pone en duda que los interesados directamente queden satisfechos con la decisión que se tome.

Por lo pronto, los simpatizantes de Córdoba Villalobos, se sienten cada día con mayores posibilidades, incluso aseguran que ya está tomada la decisión y sólo es cuestión de darla a conocer “oportunamente”.

En el caso de Martín Ortiz García, sin duda trae el grueso de los consejeros políticos y el respaldo de algunas organizaciones y sectores del Partido y si la decisión fuera local ganaría, sin embargo, será el Comité Ejecutivo Nacional el que decida finalmente.  

Respecto a Jorge Videgaray Verdad, mucho se ha dicho que tiene su apoyo en el centro, es decir, en el Comité Ejecutivo Nacional del Partido, incluso, algunas declaraciones de dirigentes en el Estado, lo colocan en la final con el galeno.

Lo cierto es que el problema no quedará resuelto con la simple designación, tendremos que ver que reciben a cambio los excluidos,  incluso no se puede hacer a un lado, en forma tajante, al Ex Líder de la CNOP en el terruño, Alejandro Vargas Martín del Campo.

El empresario de marras se ha pronunciado abiertamente en contra de la candidatura de Córdoba Villalobos y si bien en las pasadas elecciones se logró convencerlo respecto a sus aspiraciones, habrá que esperar su postura en esta ocasión.

El problema para los dos partidos no terminará con la designación, el proceso de cicatrización con sus respectivos correligionarios será difícil y mucho depende  de lo que se les dé a cambio.

Los distritos locales están prácticamente definidos, los Federales, son muy pocos para que les alcance, por lo que con toda seguridad tendrán que echar mano de regidurías y de otros espacios.

El problema con las regidurías se concentrará en las primeras posiciones y el regateo estará a la orden del día, los distintos grupos tratarán de imponer a los suyos, se avecina una cena de negros.

Tan importante se convirtió el terruño, que las dirigencias nacionales son las que determinarán respectivamente al candidato a ocupar la Presidencia Municipal, pero esto traerá consecuencias, pues  en el caso de PAN, abiertamente se deja de lado al Gobernador del Estado, o habrá un caballo negro?.

En fin, las cosas están difíciles y más si tomamos en cuenta el desprestigio por los escándalos de corrupción que se han señalado en los últimos meses; la pregunta para cualquier candidato a un puesto de elección es: ¿la ciudadanía creerá en sus ofrecimientos? 

ftotrejo@gmail.com