La coalición PRI-Verde, a punto de resolverse

La Coalición del Partido Revolucionario Institucional con el Partido Verde Ecologista y Nueva Alianza, está por cerrar su último capítulo, al menos, por lo que hace a estas elecciones intermedias para Alcaldes y Diputados Locales.

Muchas son las versiones y las “culpas” que se manejan en cada esquina, sin embargo, lo único cierto es, por desgracia, que la liga se estiró demasiado y cualquier escenario que resulte en los próximos días, estará acompañado de un desgaste entre los protagonistas de esta historia.

En la actual administración municipal, aunque con sus diferencias, los del tucán y tricolores, han mantenido una postura unida y se ha caminado sin tropiezo, cierto que hay desacuerdos, pero es parte de la política.

En los próximos días, se tendrán que tomar las decisiones y cualquiera que esta sea, debe separarse del quehacer de los ediles municipales de ambas organizaciones políticas, por muy difícil que esto sea, se debe recordar que el mandato popular se les entregó a ambos, encabezados en la persona de Bárbara Botello.

Falta un tercio de la Administración y hasta el último día debe privilegiarse la unión que actualmente se tiene para gobernar este trienio, al que insisto, le falta un buen trecho, sería reprobable que no lo hicieran.

Uno de los grandes logros de esta Administración, sin duda alguna, es la capacidad de gestión de la alcaldesa para obtener recursos federales, que redundan en beneficio de los leoneses, recordemos que por problemas políticos de grupos,  las anteriores sufrieron en este tema.

El desencuentro entre el otrora alcalde Ricardo Alanís con el gobierno del Estado, encabezado por Juan  Carlos Romero, generó la falta de recursos para la ciudad, lo que se repitió con Vicente Guerrero y sobre todo con Ricardo Sheffield en sus respectivas gestiones, donde coincidieron con Juan Manuel Oliva, que aplicó el mismo castigo.

Los problemas de grupos aun del mismo partido, han dejado a los leoneses muy malas experiencias, las diferencias y desencuentros inciden directamente en la sociedad al no contar con apoyos de distinta índole.

En estos 24 meses, se ha logrado obtener el apoyo de la federación como nunca antes y hoy se tiene una importante cantidad de obras, que esperamos continúen gestionándose en los meses que faltan.

Resulta poco congruente que siendo organizaciones políticas nacionales, en algunos municipios y distritos, PRI y PVE, vayan de la mano y en otros  sean contrincantes

Hay quienes pragmáticamente atienden exclusivamente al beneficio y resultado electoral, sin importar otros factores, incluso en este sistema político muy a la mexicana, hemos visto mezclar el agua  el aceite.

La derecha con la izquierda se unen con el único propósito de ganar, la pregunta inmediata y lógica es, ¿qué rumbo le dan a las administraciones que unos y otros encabezan?

No se trata de un pragmatismo político, sino exclusivamente electoral, donde lo único que importa es obtener el poder, sin importar las ideas, el debate, los perfiles, lo importante es llegar.

Habrá posturas en un sentido y en otro, lo cierto es que en un país como el nuestro, con una pérdida desmedida de valores, apostarle al pragmatismo electoral es riesgoso.

En elecciones federales las  coaliciones han demostrado sus beneficios, hoy ante luchas tan cerradas, esta figura de contender unidos, permite gobernabilidad, principalmente en materia federal y congresos locales.

A lo largo de la historia se han formado gobiernos de coalición, principalmente donde existen fracturas sociales, polarización política, que trae como consecuencia en escaso rendimiento gubernamental.

Las coaliciones no son malas y las veremos recurrentemente en elecciones venideras, lo importante es que exista, por lo menos, afinidad ideológica, que no se unan sólo por acceder al poder.

En el 2010, en Oaxaca, Sinaloa y Puebla, se formaron coaliciones para derrotar al PRI, pero estas colaciones no fueron de proyectos, se limitaron a incorporar en la burocracia, personas de los partidos coaligados.

Por lo que respecta a la coalición que nos atañe en el terruño, esperemos se tome la mejor decisión y se pueda llegar a la contienda con la persona idónea y la militancia y simpatizantes de los partidos involucrados, incluyendo desde luego al PANAL, trabajen en unidad.

En caso de los distritos locales, dos corresponderían al tricolor, igual número al partido del Tucán y uno a Nueva  Alianza, esperemos se postulen los mejores perfiles.

• • •

“El político se convierte en estadista

cuando comienza a pensar en las

próximas generaciones y no en las

próximas elecciones”.

Winston Churchill

• • •

ftotrejo@gmail.com